La “Operación Diarios de Guerra” busca historiadores

Con el propósito de hacer partícipes a todos los ciudadanos de la memoria histórica europea y como conmemoración del centenario de la Primera Guerra Mundial, los Archivos Nacionales de Gran Bretaña en colaboración con el Museo  de la Guerra Imperial y otros organismos han diseñado un proyecto llamado Operación: Diarios de guerra. El objetivo de esta iniciativa es promover la participación colectiva en el proceso de divulgación de las más de 2.000 páginas de diarios digitalizados de soldados  que se hicieron públicos el pasado martes 14 de enero.

operacion diarios de guerra

El contenido de estos diarios no sólo constituye una auténtica crónica del conflicto bélico de 1914 a 1918, sino que además es un reflejo de la psicología de la época y testimonio directo de las duras condiciones de vida, los sentimientos y las emociones de los soldados británicos que lucharon en la Gran Guerra. Los participantes, además de disfrutar de la lectura de los diarios y sumergirse en las dificultades del día a día de los militares, podrán colaborar a su clasificación etiquetando palabras clave que faciliten a los usuarios realizar búsquedas.

William Spencer, promotor del proyecto y mayor experto en asuntos militares del Museo de la Guerra Imperial, ha recalcado la importancia de la digitalización y divulgación de este tipo de documentos, pues no sólo los hace más accesibles al público sino que también contribuyen a acercar la Historia de un modo más directo y sentimental que un puñado de cifras, nombres y lugares.

La “Operación Diarios de Guerra” busca historiadores
Puntúa este artículo

Romántico, en el sentido artístico de la palabra. En mi adolescencia tanto familiares como amigos me recordaban una y otra vez que era un humanista empedernido, pues pasaba el rato haciendo lo que quizás otros no tanto, creyéndome Bécquer, inmerso en mis propias fantasías artísticas, en libros y películas, deseando constantemente viajar y explorar mundo, admirado por mi pasado histórico y por las maravillosas producciones del ser humano. Por ello decidí estudiar Historia y simultanear con Historia del Arte, porque me parecía la manera más adecuada de llevar a cabo las habilidades y pasiones que me caracterizan: leer, escribir, viajar, investigar, conocer, dar a conocer, educar. La divulgación es otra de mis motivaciones, pues entiendo que no hay palabra que tenga valor real si no es porque haya sido transmitida con eficacia. Y con ello, tengo la determinación de que todo lo que haga en mi vida tenga un fin didáctico.