La Universidad de Oxford quiere ayuda para descifrar papiros egipcios

La Universidad de Oxford ha decidido salir de su encierro y ha lanzado el proyecto Ancientlive.org, donde todos los aficionados a la papirología pueden colaborar para traducir estos importantes documentos.

Miembros del público están siendo consultados para ayudar a decodificar papiros, con el objetivo de encontrar fragmentos de los evangelios perdidos, obras de literatura y cartas sobre la vida cotidiana en el antiguo Egipto en un nuevo proyecto puesto en marcha por la Universidad de Oxford.

El proyecto AncientLives que se lanza hoy, está poniendo cientos de miles de imágenes de fragmentos de papiros escritos en griego online. Los investigadores dicen que “los arqueólogos de sillón” pueden ayudar visitando el sitio web en la catalogación de la colección, y que podrían hacerse descubrimientos increíbles, como el reciente hallazgo de los previamente desconocidos evangelios perdidos que describen a Jesucristo expulsando a los demonios.

Ahora todos podemos traducir papiros

Nadie sabe quien escribió este evangelio perdido: Forma parte de los papiros encontrados en un tesoro oculto en la ciudad egipcia de Oxirrinco, “la ciudad de los peces de nariz afilada” recuperado en el siglo 20. Los textos fueron escritos en griego durante un periodo en el que Egipto estaba bajo control de colonos griegos (y más tarde romanos). Muchos de los papiros no son leídos desde hace 1000 años.

Debido a la gran cantidad de imágenes los investigadores buscan voluntarios que a través de este catálogo online puedan transcribir el texto con una simple interfaz web que muestra los textos conocidos y desconocidos.

“Es gracias a los avances tecnológicos de nuestra época como seremos capaces de abrir esta ventana al pasado, y contemplar un pasado común de la humanidad en ese íntimo medio tradicional de escritura a mano”, dijo el principal desarrollador y diseñador de este proyecto William MacFarlane, del departamento de Física de la universidad de Oxford.

Los expertos han estado estudiando esta colección durante más de 100 años. Es gracias al yacimiento de Oxirrinco que ahora tengamos la posibilidad de estudiar obras de arte perdidas durante la época medieval: la poesía de Safo, las comedias de Menandro y las obras perdidas de Sófocles. Hay también documentos personales- nos enteramos en una carta que Aurelio el fabricante de salchichas ha obtenido un préstamo de 9000 denarios de plata, tal vez para ampliar su negocio, mientras que en otra carta de 127 A.c. una abuela llamada Sarapias pide que su hija sea llevada a casa para que ella pueda estar presente en el nacimiento de su nieto.

Descubrir nuevos textos es siempre emocionante”, explica el papirólogo Dr. James Brusuelas, “pero el hecho de estar leyendo una obra literaria o una carta que no se ha leído en 1000 años es lo que más me gusta de la papirología”. Pail Ellis, un especialista en imágenes que colaboró en la digitalización de los textos de papiro, dijo: “las imágenes en línea son una ventana a la vida antigua”.

El proyecto es una colaboración entre papirologístas de la universidad de Oxford, la sociedad de exploración de Egipto y un equipo del departamento de física de la universidad de Oxford que está especializado en proyectos de construcción de “ciencia ciudadana” en la que cualquiera puede contribuir a una investigación.

Hasta ahora sólo los expertos podían explorar esta increíble colección”, dijo el director del proyecto Dr. Chris Lintott del departamento de física de la Universidad de Oxford, pero con una colección tan grande hay mucho que descubrir para todos. Estamos muy contentos de poder ver lo que los visitantes descubren en ancientlives.org

Los papirologístas son bien conocidos por la amistad con las personas interesadas en los textos antiguos”, dijo el Dr. Dirk, director del proyecto Obbink y profesor de la universidad de Oxford en papirología y literatura Griega.”Todo el proyecto está impregnado de un espíritu de colaboración. Nuestro objetivo es transcribir lo máximo posible de los papiros originales y luego identificar y reconstruir el texto. Sólo un par de ojos no pueden ver y leerlo todo. Desde los científicos y profesores a los alumnos de las escuelas y los entusiastas de las antigüedades, todos ellos tienen algo que aportar y ganar”.

La Universidad de Oxford quiere ayuda para descifrar papiros egipcios
Puntúa este artículo