Los antiguos Mayas y los Mundos Virtuales

La investigadora Sarah Jackson se encuentra estudiando la perspectiva maya en el mundo material, encontrando interesantes paralelismos con nuestra sociedad actual.

ruinas mayas

Una investigadora de la Universidad de California, Sarah Jackson, ha estado explorando la perspectiva Maya en el mundo material y ha descubierto algunos paralelismos con la cultura actual.

Si Facebook hubiera sido creado hace 1.400 años, los antiguos mayas hubieran sido grandes fanáticos. Los mayas creían que una parte de su identidad podía habitar en los objetos materiales, como en el espejo de una cortesana o la herramienta de un escultor. Los Mayas incluso podrían hablar con sus objetos y llevarlos a eventos señalados. Desde su punto de vista, estos elementos estaban vivos.

La práctica de compartir su identidad con las posesiones materiales puede parecer extraño dentro del contexto actual. Pero si lo pensamos detenidamente, ¿es tan diferente la importancia que damos hoy día a los medios sociales en lo que se refiere a la identidad de una persona de la práctica de los mayas respecto a sus posesiones?

La investigación realizada por la Universidad de Cincinnati está descubriendo estas similitudes entre los antiguos mayas y la cultura de hoy en día en cuanto a lo material.

Esto se refiere a un montón de cosas que las personas están sintiendo ahora mismo acerca de las realidades virtuales y se ocupan de las computadoras y su vida social en línea“, dice Jackson, arqueóloga antropológica. “Estas cosas comienzan a ocupar este espacio incómodo cuando nos preguntamos, ¿Es real o no es real? Miro el contexto Maya y considero, ¿Es tan diferente de algunas de las preocupaciones que tenemos ahora? No en cuanto a algunos paralelismos referidos a la preocupación por los roles que los objetos en el juego y la forma en que estamos unidos a las cosas”.

Para su investigación, Jackson utiliza evidencias jeroglíficas que le ayudan a comprender cómo los mayas podrían haber visto el mundo material. La investigadora está construyendo una base de datos de la terminología del material Maya y del seguimiento de determinados calificativos de propiedad; marcas visuales en los glifos que muestran de qué material está hecho un objeto, como la madera o la piedra.

La clave del proceso es tratar de mirar a estos calificadores de propiedad desde el punto de vista Maya. Jackson ha descubierto que los Mayas aplicaban calificadores de propiedad de una manera amplia, incluyendo algunas áreas inesperadas de divergencia de interpretación literal.

Un ejemplo sería la idea de que un templo podría tener funciones a modo de calendario o como referencia meteorológica. Otros comportamientos Mayas indican la creencia en los conceptos de la agencia y de la persona objeto divisible, esto es, los objetos pueden actuar en su propio derecho y la identidad se puede dividir en secciones que pueden vivir fuera del cuerpo. “Hay algunas posibilidades muy interesantes si podemos tratar de incorporar al menos algún tipo de entendimiento reconstruida de cómo los mayas habrían visto estas materias, no sólo cómo los vemos“, dice Jackson.

La investigadora prevé importantes cambios en algunos aspectos básicos de la arqueología, incluyendo los procesos de excavación. Ella cree que incluso el papeleo estándar puede codificar ciertos supuestos y reorientar la interpretación de un arqueólogo.

Jackson planea regresar a Belice en la próxima primavera para el trabajo de campo adicional, y tiene la intención de probar algunas técnicas experimentales. Su trabajo con  Christopher Motz, estudiante de doctorado del departamento de Estudios Clásicos de la Universidad de California, busca desarrollar una base de datos y la interfaz para el uso móvil de la tablilla en el trabajo de campo. Las nuevas tecnologías tienen la intención de permitir a los investigadores catalogar los datos de campo de una forma que se integra perfectamente con los métodos tradicionales.

Madrileña o cántabra. Calculadora o impulsiva. Soñadora o realista. 23 años ó 12. Fútbol o tiendas. Periodismo veraz.Hay que conocer la historia en profundidad, es la única forma de no cometer los mismos errores del pasado