Publicado el: Lun, Ene 26th, 2015

¿Los restos de Cervantes estarían bajo una pila de libros antiguos?

¿Se habrán encontrado los restos de Miguel de Cervantes?

¿Se habrán encontrado los restos de Miguel de Cervantes?

Hace un año, os comentábamos que se estaban buscando los restos de Miguel de Cervantes en el Convento de las Trinitarias Descalzas de Madrid, sitio en el que fue enterrado en 1616 pero que nunca se había podido encontrar, ya que en la ampliación del convento en 1673 los enterramientos no fueron marcados.

Con el objetivo de encontrar el sitio exacto, el historiador Fernando de Prado recaudó fondos tanto de Madrid como de donantes privados para comenzar a barrer el convento en busca de los restos del afamado escritor.

Las redadas iniciales realizadas con GPR detectaron anomalías consistentes en tres tumbas de la cripta bajo el crucero de la iglesia del convento, en donde se ha encontrado un ataúd de madera con las iniciales M.C. Los registros históricos indican que hay al menos otras dos personas enterradas en el mismo nicho que Cervantes, y eso fue precisamente lo que se logró deducir de las primeras impresiones, por lo que este hallazgo es particularmente notable.

En lo que parece un giro poético notable, el espacio en el que se está buscando actualmente había sido alquilado a una empresa editorial desde hace varios años, por lo que antes de poder examinar el terreno debieron quitar pilas de viejos libros del lugar.

Ahora, un equipo de arqueólogos y antropólogos forenses han abierto un camino hacia la cripta, en donde trabajan un total de 20 expertos con el fin de examinar los restos óseos humanos buscando evidencia que apunte a que uno de ellos es Cervantes.

Debido a que Cervantes no tiene descendientes vivos, incluso si se lograse extraer ADN de los restos, las comparaciones serán casi imposibles. Su hermana Luisa de Cervantes fue enterrada en una tumba en otra zona de Madrid por lo que la posibilidad existe, pero no se puede garantizar que el convento en el que está permita que sus huesos sean exhumados, y en el caso de permitírselo, no hay garantías de que sea posible extraer ADN de restos de 400 años.

Lo más probable es que los investigadores deban confiar en las evidencias físicas, como las marcas de las heridas que recibió cuando combatía a bordo de la “Marquesa” durante la Batalla de Lepanto, en donde le dispararon dos veces en el pecho y uno en el brazo izquierdo, bala ésta última que le rompió el radio, el cúbito y cortó un nervio.

Al no volver a utilizar esa mano, los expertos se centrarán en encontrar un brazo izquierdo con señales de haber sido baleado, roto y atrofiado tras 45 años de desuso, siendo ésta una de las fuentes principales para los investigadores.

De este modo, los esfuerzos están centrados en los tres sitios bajo el suelo de terracota, pero si resultan infructuosas, existen otras cuatro ubicaciones indicadas como posibles lugares de enterramiento de Cervantes.

Sobre el autor

- Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estos tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Red Historia ©2011-2017 - Todos los derechos reservados