Los templos egipcios necesitan una renovación

El patrimonio egipcio está en decadencia. Así lo sugieren diversos estudios que aconsejan una renovación, reconstrucción y rehabilitación de la gran mayoría de templos del país.

Los templos del complejo de Karnak se alzan majestuosamente en la orilla este del Nilo en Luxor, su imponente arquitectura hace alarde de gran y noble civilización del antiguo Egipto. Sabemos por datos históricos que en Karnak se mezclaban templos, capillas, columnas, torres, obeliscos y sobre todo el lago sagrado que ha fascinado a los visitantes durante al menos 2.000 años.

Al sur del complejo de templos de Amón-Ra, por debajo de la décima torre, se levantan las ruinas del templo de la diosa madre Mut. Desde su construcción por el faraón Amenhotep III (1388-1360 antes de Cristo), el templo llegó a ser un centro de interés para los faraones del Imperio Nuevo hasta los Ptolomeos (310-30 antes de Cristo), quienes construyeron muchos templos asociados con el templo original de Mut y su lago en forma de media luna.

Templo de Mut

El recinto de Mut preservó su importancia incluso después de la conquista romana de Egipto en el año 30 antes de Cristo, pero comenzó a declinar poco después. Lamentablemente, el templo ha sido devastado a lo largo del tiempo: ha perdido algunas de sus características por completo y la mayoría de sus bloques fueron usurpados en la antigüedad y usados para construir otras de las estructuras de Karnak. Excepto por algunos muros, los cimientos y no menos de 600 estatuillas de granito negro de la diosa leona Sekhmet se encuentran dispersos en el patio. Algunos residentes de Tebas incluso construyen sus casas dentro del recinto de los templos de Mut.

El templo cerró sus puertas al público en 1976 para que el Centro de Investigación Americano en Egipto (ARCE) y el museo de Brooklyn pudieran comenzar los trabajos de excavación y conservación en el recinto de Mut. Fue seguida de otra misión de la Universidad Johns Hopkins en 2001 liderada por el arqueólogo americano Betsy Bryan.

Templo de Mut

De acuerdo con la página web de ARCE, mientras se llevaban a cabo los trabajos en el templo de Mut entre 2007 y 2009 Bryan y su equipo continuaron apoyando el proyecto para conservar los pilares. Encontraron que el aumento y caída intermitente de la laguna sagrada del Nilo durante siglos ha causado el hundimiento del lado oeste del templo, creando un deslizamiento de más de 10 centímetros en algunas áreas del muro.

El equipo de Johns Hopkins ha desmantelado y reconstruido dos muros del templo en el lado oeste donde las pésimas condiciones habían desplazado los cimientos. Este trabajo primero requiere una completa documentación del muro antes de que puedan moverse los bloques. Una vez que se hayan movido los bloques, de acuerdo con lo que informa el equipo, la pavimentación fue levantada desde debajo del nivel de dos muros para exponer los bloques de los cimientos desplazados. Son recolocados y después se reconstruyen los muros. Se espera que la intensiva labor de mano de obra, llevada a cabo por el albañil Franck Burgos, contrarreste los efectos a largo plazo del daño causado por el agua y la sal para reconstruir los cimientos y preservar el templo.

Además, los trabajos comenzaron bajo la financiación de ARCE EAP para revelar y remover secciones de las columnas de un pórtico de Hatshepsut, descubierto en 2004, también continúan. El trabajo de Bryan ha revelado que a comienzos del reinado de Tuthmosis III (1479-1425 antes de Cristo, elementos del tambor de las columnas del pórtico de Hatshepsut y Tuthmosis durante su corregencia habrían sido desmantelados y usados en los cimientos cuando el templo fue ampliado. Después, en 2009, el equipo comenzó a reconstruir el pórtico con elementos de una puerta de piedra caliza que había sido enterrada junto con las columnas. Estas reconstrucciones fue un punto clave para los visitantes del templo de Mut en 2010.

Templo de Isis

Esta semana el Ministerio de Estado de Antigüedades (MSA) y ARCE pusieron en marcha un proyecto de restauración para limpiar y restaurar el recinto de Mut, así como desarrollar el área que lo rodea de manera que pueda ser abierta al público el próximo año.

El ministro de Estado del MSA Mohamed Ibrahim explica que los trabajos de desarrollo llevarán un año e incluirán una limpieza exhaustiva de los muros del templo; la restauración de los relieves y el establecimiento de un centro de visitantes con las antigüedades del templo, así como su plan de restauración y excavación que se llevan a cabo desde 1976 hasta la actualidad. Un documental sobre la diosa Mut y su rol en el antiguo Egipto se emitirá en el centro, así como un documental de los complejos de templos de Karnak completos.

Mientras tanto, en Luxor los restauradores de la ribera occidental y los obreros están trabajando duro en el templo de la diosa de la regeneración y la feminidad, Isis, en Deir Al-Shelwit, a cuatro kilómetros al sur de Medinet Habu. Un proyecto de desarrollo similar al del templo de Mut se está llevando a cabo por el MSA en colaboración con ARCE en el templo de Isis para que pueda ser abierto al público el próximo año.

Hoy en día el templo de Isis puede verse en ruinas. Incluye una pequeña edificación, las ruinas de un propileo decorado y bien cerrado por un muro de ladrillo. El muro exterior del templo es plano, mientras que la superficie interior está decorada. El santuario del templo tiene un pasillo junto con una capilla, un área de limpieza llamado wabet y escaleras que conducen a la azotea.

De acuerdo con las inscripciones encontradas en el propileo, el templo fue construido en el siglo I después de Cristo, pero hay una teoría de que el templo comenzó a ser construido durante el reinado del faraón Nectanebo II (360-342 antes de Cristo) y se terminó durante el periodo grecorromano.

Mansour Borak, el supervisor de las antigüedades de Luxor, dijo a Al-Ahram Weekly que el templo de Isis y Deir Al-Shelwir tienen gran importancia porque los edificios religiosos que datan del periodo grecorromano son únicos en esta área, donde éste era el único templo asociado con Isis y no con los dioses de la Triada Tebana (Amón, Mut y Jonsu).

Templo de Hathor

Borak dice que los relieves del templo eran similares a los del templo de Dendera y los de la Isla de File. Cartuchos de los emperadores romanos Galba, Otho, Vespasian, Julio César, Adriano y Antonino Pío están grabados en el templo y en el propileo. El muro exterior incluye bloques reusados de otras estructuras del antiguo Egipto que llevan los relieves del Imperio Nuevo.

Yendo río arriba a lo largo del Nilo, otros proyectos de desarrollo se están llevando a cabo por restauradores egipcios en el templo de Hathor en File al sur de Aswan.

En el lado este del templo de Isis, los arqueólogos están limpiando, consolidando y restaurando los bloques que una vez formaron el templo de Hathor construido por Ptolomeo VI y que se extendió al reinado de Ptolomeo VII y los emperadores romanos Augusto y Tiberio.

El templo consta de una cabina con 14 columnas con cabezas de Hathor, una pronaos y una terraza de culto en el patio de atrás frente al Nilo. Entre los relieves distintivos del templo destaca uno de un grupo de músicos tocando sus instrumentos para complacer y entretener a los dioses con la asistencia de su deidad, Hathor.

Lamentablemente, sin embargo, el tiempo ha hecho estragos con los muros del templo de Hathor y ha provocado el deterioro de algunos de los bloques, provocando grietas que se extienden por las paredes. Ibrahim dice que después de estudiar los bloques del templo los restauradores egipcios decidieron desmantelar y reconstruir el templo entero para corregir los trabajos defectuosos llevados a cabo por anteriores intentos de restauración. Ahora, después de un año de duro trabajo, el templo ha sido reconstruido y restaurado y será inaugurado oficialmente el próximo mes.

Osama Abdel-Wares, el director general de la Fundación de Antigüedades de Nubia, le contó a Weekly que la razón de la reciente restauración fue reparar las faltas arquitectónicas y decorativas realizadas durante las restauraciones anteriores. Los niveles de tierra eran desiguales y los muros y los pilares se apoyaban, mientras que los bloques estaban separados unos de otros por vacíos que fácilmente podrían haber llevado al derrumbamiento.

Abdel-Wares explicó que esta restauración ha corregido errores anteriores, mientras que los bloques más dañados serán remplazados por otros similares. Aquellos que se habían derrumbado han sido restaurados e instalados en su posición original. Los bloques de cemento erigidos durante restauraciones anteriores para completar la arquitectura del templo y el relleno para sustituir los bloques que faltaban fueron remplazados por otros nuevos tallados de un material similar al original.

Ahram

Los templos egipcios necesitan una renovación
Puntúa este artículo

Licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, desde pequeña me he sentido atraída por el mundo de la información y la producción audiovisual. Pasión por informar y ser informada de cuanto acontece en cada rincón del planeta. Asimismo, gusto por formar parte en la creación de un producto audiovisual que posteriormente entretendrá o informará a la gente. Entre mis intereses se encuentran el cine, la fotografía, el medio ambiente y, ante todo, la historia. Considero fundamental conocer el origen de la cosas para saber de dónde venimos y hacia dónde vamos. Interés especial en curiosidades, misterios y sucesos anecdóticos de nuestra historia.

Artículos relacionados