Más de un millar de piezas arqueológicas robadas en el museo de Malawi

El museo de Malawi de Egipto ha sufrido el saqueo de más de un millar de objetos expuestos en sus salas. Según el director del museo Magdy Tahami la ciudad está pagando el precio de las protestas de los defensores del presidente islamista Mohamed Morsi, depuesto por el ejército el 3 de julio. El 14 de agosto, poco después de que la policía y el ejército lanzaran una ofensiva en los campamentos de protesta a favor de Morsi en el Cairo en los que murieron cientos de personas, varios grupos de hombres armados atacaron el museo.

saqueo museo malawi egipto

Aunque se desconoce la identidad de estos individuos, las paredes del museo están llenas de eslóganes a favor del presidente derrocado: “Sí al islam, sí a los hermanos musulmanes” Otros avisan: “Sisi, allá vamos”, referido al jefe del ejército Abdel Fattah al-Sisi, que anunció la caída de Morsi tras las concentraciones masivas contra el anterior líder islamista.

Sin embargo, el museo no ha sido el único blanco de estos ataques. En la región, de minoría cristiana, han sido atacadas varias iglesias e instituciones Coptas. Los empleados, pues, se han atrincherado en el museo junto con una docena de policías ante el aviso de posibles altercados violentos en la capital.  No obstante, creen que es muy difícil proteger las obras de más saqueos y desperfectos, reconoce Tahami, quien describe el panorama como un “campo de batalla”, pues desconocen de dónde provienen los tiroteos. “Tras unas horas, casi todas las 1.089 obras del museo fueron robadas o destruidas”, declara Tahami. La UNESCO ha reconocido que se ha causado un daño irreversible a la historia e identidad de los egipcios.

No se llevaron más restos arqueológicos porque no pudieron”, remarca el director del museo.

Cada día, la policía informa de que ha recuperado algunos restos saqueados. Hasta ahora la cifra es de 221, pero el resto corre el riesgo de ser comercializado en el mercado negro. No obstante, la UNESCO subraya que estos objetos están identificados y marcados, así que es ilegal venderlos.

Durante el alzamiento de 2011 que derrocó al presidente Hosni Mubarak se han atacado varios museos, incluido su personal, como es el caso del Museo Malawi. “El día después del saqueo, un francotirador abrió fuego contra el trabajador de la taquilla, Sameh Ahmed Abdel Hafiz”, apuntó el jefe de seguridad Khalil Hussein.

Actualmente estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos, lo que me ha despertado inclinación por la sección internacional, incluida el estudio de idiomas. Por eso, no descarto dedicarme a la docencia. Asimismo me gusta practicar ejercicio físico y pasar un rato agradable charlando con mis conocidos y con gente nueva. Por último, disfruto viajando para conocer la cultura auténtica de cada región del mundo, aunque reconozco que antes necesito informarme lo más posible sobre el lugar que voy a visitar, para disfrutar la experiencia a fondo.