Más descubrimientos en la tumba de Ricardo III

Ataúd de plomo encontrado junto a la tumba de Ricardo III.
Ataúd de plomo encontrado junto a la tumba de Ricardo III.

Hace aproximadamente dos años, bajo un aparcamiento en la ciudad británica de Leicester se encontraron los restos mortales del rey Ricardo III, conocido como el “rey maldito”. Ahora, quien estuviese considerado como el más malvado rey en la historia de este país, vuelve a estar de actualidad dado que siguen apareciendo datos de gran interés a medida que se van estudiando sus restos.

Se han analizado concienzudamente sus huesos gracias a modernas técnicas forenses y gracias a ellas se han podido corroborar algunas informaciones sobre el monarca y también desmentir otras así como poder ir reconstruyendo poco a poco algunos aspectos de lo que sucedió el 22 de agosto del año 1485, momento en el que el monarca combatió en la batalla de Bosworth hasta que cayó en el campo de batalla, siendo atacado por la espalda.

El rey fue enterrado en la Abadía de Greyfriars, aunque se sabe que a finales del presente mes será inhumado en la Catedral de Leicester. Con el paso de los siglos las ruinas de la abadía impidieron que se pudiese localizar el emplazamiento de sus restos y mucho menos cuando éstos fueron retirados.

En las excavaciones realizadas no solamente se encontró al rey sino diferentes tumbas, como un sarcófago de piedra que tenía en su interior un original ataúd fabricado en plomo, el cual ha sido abierto por el equipo del arqueólogo Mathew Morris, de la Universidad de Leicester, donde han encontrado un esqueleto que ya ha sido analizado.

Los análisis revelan que corresponde a una mujer de avanzada edad, de una elevada posición social y de quien se cree que es una de las primeras benefactoras de la abadía y que las pruebas del radiocarbono revelan que pudo ser enterrada allí poco tiempo después de que la abadía fuese finalizada, allá por el año 1250 aproximadamente.

Las otras tumbas abiertas contenían ataúdes de madera y en su interior había esqueletos de dos mujeres de entre 40 y 50 años y que posiblemente fallecieron entre los años 1270 y 1400, al menos así lo revelan las pruebas del radiocarbono, con un 95% de probabilidades.

También se encontró un cuarto esqueleto, también de mujer, en una tumba que no estaba intacta, pero de quien se pudo saber que falleció cuando tenía una edad comprendida entre los 20 y los 25 años, así como que tuvo una vida muy dura, con mucho trabajo físico.

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro