Neandertales y Cro-Magnones no coincidieron en la Península Ibérica

neandertal y hombre moderno

El encuentro entre un Neandertal y uno de los primeros seres humanos no ocurrió en la Península Ibérica. Esta es la conclusión que han alcanzado en conjunto un equipo internacional de investigadores formado por miembros de la Universidad Nacional de Australia, la Universidad de Oxford, la Universidad del País Vasco, la Universidad de Maryland, la Universidad de Oviedo y la Universidad de Girona. El resultado de la conclusión se ha obtenido tras rehacer una datación de tres cuevas de los primeros seres humanos que están situadas en la ruta a través de los Pirineos.

Gracias a la práctica de la técnica del carbono 14 los científicos han podido llegar a las mismas conclusiones en sitios clave por toda Europa, “Podemos ver que la llegada de nuestra especie a Europa tuvo lugar 8.000 años antes de lo que se había pensado y podemos ver las primeras dataciones de nuestra especie y los más recientes, los neandertales en un marco regional específico, no hay solapamiento”, explicó Álvaro Arrizabalaga, profesor del departamento de Geografía , Prehistoria y Arqueología, y uno de los investigadores de la Universidad del País Vasco.

Las tres cuevas elegidas para la investigación son L’Arbreda, en Girona; Labeko Koba, en Guipúzcoa y La Viña, en Asturias. Las tres fueron los lugares donde se dio el flujo de las poblaciones y de los animales entre la Península y el continente.

L’ Arbreda es el pase del este; Labeko Koba, en el valle del Deba, se encuentra en el pasillo de entrada a través del Pirineo Occidental y La Viña es de valor como paradigma, ya que proporciona una magnífica secuencia del Paleolítico Superior; en otras palabras, el comportamiento técnico y cultural de los Cro-Magnon durante la última glaciación”, indicó Arrizabalaga.

La selección de los restos es muy estricta. En Labeko Koba se fecharon 18 restos y los resultados son convergentes completamente en relación a su posición estratégica, esto es, los que aparecieron en las profundidades son los más antiguos.

La conclusión fundamental que el escenario del encuentro entre un Neandertal y un Crog-Magnon no fue la península Ibérica, es la misma que a la que se ha llegado en los últimos tres años por medio de diferentes investigaciones en Italia, Gran bretaña, Francia y Alemania.

Desde hace 25 años habíamos estado diciendo que los neandertales y los primeros humanos vivieron juntos durante 8.000-10.000 años. Hoy en día, pensamos que en Europa hay una brecha entre una especie y la otra y, por lo tanto, no hubo hibridación, lo que de hecho llevará a cabo en zonas de Oriente Medio“, explicó Arrizabalaga.

Madrileña o cántabra. Calculadora o impulsiva. Soñadora o realista. 23 años ó 12. Fútbol o tiendas. Periodismo veraz.Hay que conocer la historia en profundidad, es la única forma de no cometer los mismos errores del pasado