No se puede confirmar que se haya descifrado el manuscrito de Voynich

manuscrito de voynich

Hoy se está viralizando una noticia: “científico descifra el manuscrito de Voynich“, sin duda, un “pelotazo” como noticia pero, ¿realmente se ha descifrado el célebre manuscrito?

En un artículo publicado en la revista Romance Studies, Gerard Cheshire, investigador asociado de la Universidad de Bristol, afirma que el manuscrito es “un compendio de información sobre remedios herbales, baño terapéutico y lecturas astrológicas” que se centra en la salud física y mental femenina.

Añade que el manuscrito fue compilado por monjas para la reina de Aragón María de Castilla.

El científico cree que el manuscrito no está codificado, sino que su lenguaje y sistema de escritura eran comunes en el momento en que se escribió, y afirma que el documento es el único texto sobreviviente escrito en protorromance. Lo expresó así:

El manuscrito está escrito en protorromance, ancestral de las lenguas romances de hoy en día como portugués, español, francés, italiano, rumano, catalán y gallego. El idioma utilizado era ubicuo en el Mediterráneo durante el período medieval, pero rara vez estaba escrito en documentos oficiales o importantes porque el latín era el idioma de la realeza.

Cheshire asegura que descubrió los misterios del manuscrito en solo dos semanas “utilizando una combinación de pensamiento lateral y de ingenio”:

Experimenté una serie de momentos eureka mientras descifraba el código, seguido de una sensación de incredulidad y emoción cuando me di cuenta de la magnitud del logro, tanto en términos de su importancia lingüística como de las revelaciones sobre el origen y el contenido del manuscrito.

Críticas hacia Cheshire

Este nuevo estudio y más bien, su afirmación sobre el ser descifrado, ha sido fuertemente criticado por la comunidad científica. Se sabe que el texto está codificado, siendo imposible incluso para el célebre Alan Turing descifrarlo (Turing es quien descifró los códigos nazis durante la Segunda Guerra Mundial). Incluso muchos expertos de todo el mundo han fallado al intentarlo.

Es por esto y otras razones que muchos dudan que Cheshire haya podido descifrarlo sólo en dos semanas.

Una de las más críticas fue la doctora Lisa Fagin Davis, directora ejecutiva de la Academia Medieval de América:

Lo siento, pero el lenguaje protorromance no existe“, y añadió que “esto es solo una tontería aspiracional, circular y autocumplida más.

Sin embargo no es la única crítica, sino que la mayoría de los expertos en Codicología coincide con lo expresado por Fagin Davis, y que contiene muy pocas bases científicas y muchos errores técnicos.

Ben Cartlidge, lingüista de la Universidad de Liverpool, explicó:

El sistema de escritura del manuscrito puede ser aprehendido una vez que las reglas gramaticales se entienden, esto es un absurdo metodológico. ¿Cómo vas a escribir una gramática de un idioma cuyo sistema de escritura no entiendes? ¿Cómo es posible que esto haya sido revisado por expertos?.

Claire Hardaker, directora del grupo de investigación de Lingüística Forense de la Universidad de Lancaster, afirmó que

De alguna manera este artículo llegó a la revista Romance Studies, pasó por una revisión de expertos y, una vez en la imprenta, fue suficiente para que los no especialistas creyeran que era válido.

Así, no es posible afirmar que el manuscrito de Voynich ha sido descifrado y más cuando hay tantos expertos que han analizado el documento durante tantos años, que aducen que esto es, directamente, un absurdo metodológico, tal y como han señalado los mencionados.

Por todo esto, debemos ser muy prudentes con lo que publicamos y, sobre todo, intentar contrastar la información o, al menos, saber cuál es la fuente de la que proviene.