Se descubre el primer yacimiento romano en Torrent (Valencia)

Un equipo de arqueólogos ha encontrado el primer yacimiento romano de Torrent, a 7 kilómetros de la capital valenciana.

yacimiento romano torrent

La localidad de Torrent, a 7 kilómetros de la capital valenciana, carecía de pruebas reales de la presencia. Los arqueólogos intuían ya la existencia de un yacimiento en la ciudad por los descubrimientos en municipios próximos como l’Horta Sud, y sus suposiciones han sido demostradas con el descubrimiento de un yacimiento altoimperial.

Situado en el extrarradio, aún no se ha podido determinar cuál fue exactamente su utilidad, si bien se descarta que se tratara de una villa y todo parece apuntar a que se utilizó como emplazamiento de gestión hidráulica. Está formado por 200 metros cuadrados de muros y pavimentos que datan entre los siglos IV y I a.C., época del Alto Imperio.

Las autoridades locales y el arqueólogo Javier Máñez, que dirige las investigaciones, seguirán el procedimiento burocrático y el protocolo rutinario de conservación del sitio para ponerlo a disposición de los habitantes de Torrent. El descubrimiento ha impulsado además una campaña de protección del patrimonio en esta y otras localidades circundantes, destacando la importancia que estos yacimientos tuvieron en su origen por sus estructuras de uso hidráulico.

Romántico, en el sentido artístico de la palabra. En mi adolescencia tanto familiares como amigos me recordaban una y otra vez que era un humanista empedernido, pues pasaba el rato haciendo lo que quizás otros no tanto, creyéndome Bécquer, inmerso en mis propias fantasías artísticas, en libros y películas, deseando constantemente viajar y explorar mundo, admirado por mi pasado histórico y por las maravillosas producciones del ser humano. Por ello decidí estudiar Historia y simultanear con Historia del Arte, porque me parecía la manera más adecuada de llevar a cabo las habilidades y pasiones que me caracterizan: leer, escribir, viajar, investigar, conocer, dar a conocer, educar. La divulgación es otra de mis motivaciones, pues entiendo que no hay palabra que tenga valor real si no es porque haya sido transmitida con eficacia. Y con ello, tengo la determinación de que todo lo que haga en mi vida tenga un fin didáctico.