Se detectan 12 cepas diferentes de tuberculosis en momias húngaras

Investigadores han hallado hasta 12 cepas de tuberculosis en momias húngaras del siglo XVIII.
Investigadores han hallado hasta 12 cepas de tuberculosis en momias húngaras del siglo XVIII.

En ocasiones, la historia y la arqueología nos muestra la evolución y avance de enfermedades que, aunque muchas de ellas han sido erradicadas, hay otras que existen como la tuberculosis. En este caso han sido detectadas en la cripta de un monasterio húngaro varias momias que tienen hasta 12 cepas de tuberculosis completamente diferentes.

Según ha sido presentado en la revista Nature Communications, las momias se remontan al siglo XVIII, un momento en la historia de Europa donde la tuberculosis era una de las enfermedades que más índice de mortandad daban en aquellos momentos.

Así lo reveló equipo de científicos que tomó muestras de tejido de los 26 cadáveres inhumados en el monasterio de los dominicos en la ciudad húngara de Barr. Los cadáveres se remontan a los años 1745 y 1808, pico de incidencia de la tuberculosis en el viejo continente.

Después del estudio en profundidad de las muestras extraídas, se reconstruyeron las cepas de las bacterias de este patógeno, llegándose a encontrar hasta 12 cepas diferentes, algo llamativo porque en los cuerpos modernos, los pacientes que sufrían esta enfermedad solamente tenían una cepa de tuberculosis aunque hay casos de dos o tres cepas, pero nunca tantas, lo que demuestra la prevalencia de las infecciones entre los siglos XVIII y XIX.

El equipo de investigadores ha mostrado un especial interés y atención a los pulmones de dos de los cuerpos, de una madre y su hija, donde se encontraron dos genotipos idénticos de micobacterias pero en diferentes proporciones. No se sabe si la infección fue contagiada de una generación a otra o si uno de los cuerpos lo adquirió de otra fuente externa.

Para finalizar, los investigadores avanzaron que han confirmado la prevalencia de la tuberculosis dentro de una creciente población europea. Gracias a que las cepas históricas pueden mapearse con una gran precisión en los linajes contemporáneos, han descartado que incluso la tuberculosis que llegó a aparecer en América pudo salir del viejo continente.

Han confirmado la continuidad genotípica de una infección que llegó a convertirse en la propia muerte en Europa, acabando con decenas de miles de muertos en muy poco tiempo en Europa, donde Hungría también vivió un capítulo muy negro de su historia al tener tantas personas infectadas y fallecidos posteriormente. Esperemos que las investigaciones puedan continuar y se puedan saber muchas más cosas sobre esta terrible enfermedad y su evolución en la historia.

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro

more recommended stories