Se estudia la tumba Ricardo III en 3D

Hoy en día, la tecnología se ha convertido en uno de los grandes aliados de la historia, la arqueología y muchas de sus investigaciones, porque permite llevar a cabo estudios que hace unas cuantas décadas no solo no hubieran sido posibles de realizar sino que eran inimaginables.

esqueleto ricardo iii
Tumba de Ricardo III. Crédito: Universidad de Leicester.

Uno de los casos más recientes en los que se ha aplicado la tecnología es para la reconstrucción de la tumba del rey Ricardo III mediante un modelo en 3D, lo que permitirá conocer muchas más cosas sobre él y su historia.

Ricardo III fue el último rey británico que entró en batalla y lo hizo en el año 1485, cuando tenía 33 años. El descubrimiento de su tumba fue todo un hito, fue encontrada bajo un aparcamiento en el año 2012 y tras una ardua y tediosa investigación en la que se utilizaron diferentes técnicas como el análisis de ADN así como diferentes documentos históricos, se pudo certificar con un 99,99% de probabilidad que los restos hallados pertenecían al monarca.

El modelado en 3D ha sido llevado a cabo por el equipo de arqueología de la Universidad de Leicester, el cual muestra un modelo en 360 grados de la tumba y los restos del rey, algo que ha sido posible gracias a la fotogrametría y a otras modernas técnicas.

Por su parte, Mathew Morris, supervisor de los servicios arqueológicos de la Universidad de Leicester, fue quien descubrió los restos de Ricardo III y durante el primer día de excavación aseguró que tanto las fotografías como dibujos de la tumba solamente son en dos dimensiones, por lo que no se puede mostrar todos los matices que sí ofrece un buen modelado en 3D.

Ahora, gracias a la técnica de la fotogrametría se permite examinar la tumba desde muchos ángulos diferentes, algo que de otra forma hubiera sido prácticamente imposible durante la excavación. Según aseguró Morris, “esto nos permite de continuar examinando la tumba del rey incluso mucho tiempo después de que la excavación haya finalizado”.

Uno de los resultados de esta investigación en 3D reveló que la tumba, para ser la de un rey, fue pésima, no solo estaba mal cavada sino que era muy corta para su altura y no fue enterrado tal como se hacía con otros reyes, lo que sumado a que falleció de nueve golpes en el cráneo le otorgan un triste final a un personaje tan importante en la historia de Gran Bretaña.

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro

more recommended stories