Se reúnen dos versiones de los “Girasoles” de Van Gogh en la National Gallery de Londres

La celebérrima pinacoteca londinense, la National Gallery, reunirá este 2014 por primera vez en 65 años dos versiones que el postimpresionista Vincent Van Gogh realizó de sus míticos Girasoles. La exposición podrá visitarse desde el pasado 25 de enero hasta el 27 de abril en la Sala 46 del famoso museo de Trafalgar Square.

girasoles de van gogh
Un supervisor de la National Galery junto con los dos “Girasoles”. Crédito: Leon Neal – AFP

Además de contar con una oportunidad única de comparar las dos joyas del pintor holandés, la exposición tendrá como objetivo presentar los resultados de los estudios de estas obras a cargo de los expertos de la National Gallery y del Museo Van Gogh de Ámsterdam, que ha donado en préstamo temporal una de las versiones para la exposición.

Las investigaciones se centran en el análisis comparado de ambas obras en materia de composición y materiales utilizados, permitiendo una mejor comprensión de los significados de las pinturas y las relaciones entre ambas. Estas dos versiones forman parte de un conjunto de cinco Girasoles que pintó Van Gogh y que se encuentran repartidos en diferentes museos de Tokyo, Munich y Filadelfia.

Van Gogh pintó la serie de Girasoles en 1888 en su habitación de Arles (sur de Francia) para  simbolizar su amistad y lealtad hacia su mentor, Paul Gauguin, y decorar la habitación en la que este iba a instalarse en la casa de Arles. En una carta escrita a su hermano Theo en 1888, el pintor le comenta que la brisa y el esplendoroso brillo del sol del sur de Francia le habían inspirado a realizar una serie de pinturas de girasoles en las que trabajaba en esos momentos. Van Gogh y Gauguin trabajaron juntos hasta el momento en que el primero tuvo una crisis nerviosa y se cortó parte de la oreja, ingresando después en un asilo psiquiátrico.

La principal influencia de Van Gogh en los Girasoles es la luminosidad y el color de las pinturas japonesas, buscando la simplicidad en el diseño y el grosor de los contornos, con el fin de crear un estilo brillante de efectos singulares. La técnica del impasto, que consiste en definir las formas mediante gruesas pinceladas, es la que aporta esa sensación etérea a las flores marchitas.

El director de la National Gallery, el Dr. Nicholas Penny, ha declarado que “la exposición […] profundizará la apreciación personal de cada visitante sobre el artista. Estamos muy agradecidos al Van Gogh Museum por hacerlo posible“. y es que ciertamente, desde que la galería comprara la obra a la familia de Vincent en 1924, esta ha sido la principal estrella de su colección y ha suscitado una larga tradición de colaboración entre la pinacoteca londinense y el Museo de Van Gogh.

Por su parte, el director del museo dedicado al pintor postimpresionista, Axel Ruger, ha recordado lo maravillosa y única que fue la exhibición de 2013, “Van Gogh at Work”, en el que se expusieron los Girasoles de la National Gallery, y ha agradecido a esta la oportunidad especial de ofrecer a los visitantes de nuevo la posibilidad de comparar estos dos grandes iconos de la Historia del Arte.

Romántico, en el sentido artístico de la palabra. En mi adolescencia tanto familiares como amigos me recordaban una y otra vez que era un humanista empedernido, pues pasaba el rato haciendo lo que quizás otros no tanto, creyéndome Bécquer, inmerso en mis propias fantasías artísticas, en libros y películas, deseando constantemente viajar y explorar mundo, admirado por mi pasado histórico y por las maravillosas producciones del ser humano. Por ello decidí estudiar Historia y simultanear con Historia del Arte, porque me parecía la manera más adecuada de llevar a cabo las habilidades y pasiones que me caracterizan: leer, escribir, viajar, investigar, conocer, dar a conocer, educar. La divulgación es otra de mis motivaciones, pues entiendo que no hay palabra que tenga valor real si no es porque haya sido transmitida con eficacia. Y con ello, tengo la determinación de que todo lo que haga en mi vida tenga un fin didáctico.