Secuenciado por primera vez el genoma africano

Investigadores han logrado secuenciar el genoma de Bayira, cuerpo encontrado en Etiopía datado en 4.500 años.

Cuerpo de Bayira, encontrado en la Cueva Mota en Etiopía. Crédito: Universidad de Cambridge.
Cuerpo de Bayira, encontrado en la Cueva Mota en Etiopía. Crédito: Universidad de Cambridge.

Se llama Bayira que en idioma local etíope quiere decir “primer nacido” y es un humano, anatómicamente moderno, de aproximadamente 1,57 metros de altura y unos 54/55 kilos de peso. Se dice que vivió hace más de 4.500 años en la cueva Mota, del macizo de Etiopia, donde en el año 2012 se encontraron algunos restos óseos gracias a la ayuda de diferentes miembros de una tribu local, los Gamo.

Gracias a la secuenciación del genoma se tiene un poco más de información sobre quién fue así como quiénes pudieron llegar a ser sus ancestros. Se tiene en cuenta que hace cinco años que se secuenció el primer genoma antiguo completo, el cual perteneció a un esquimal del Ártico

Tras los primeros análisis fenotípicos realizados desde el ADN del hueso temporal del cráneo, el genoma de Mota ha demostrado que no cuenta con ninguna de las características europeas, ni en lo referente al color de la piel, color de los ojos ni tampoco aquellas que dan tolerancia a la lactosa.

Según ha explicado Marcos Gallego, investigador del departamento de Zoología de la Universidad de Cambridge y uno de los autores de este estudio, tres alelos del ADN intervienen en la adaptación a grandes altitudes, lo que demuestra que Bayira es un descendiente de habitantes que tenían cierta adaptación a la vida en la montaña en el macizo etíope, lo que hizo que hubiera continuidad poblacional en esta zona durante un largo periodo de tiempo.

Se cree que los que se consideran como abuelos humanos modernos salieron de su tierra original en África y se dispersaron por Eurasia en grandes migraciones, siendo la primera de ellas hace unos 130.000 años aproximadamente y la segunda hace unos 50.000.

Si nos remontamos más próximos en el tiempo se revela que entre unos 6.000 y 8.000 años los habitantes de la zona de Oriente Próximo llegaron al continente europeo y trajeron consigo la agricultura y ganadería, provocando un gran cambio en la genética europea. Miles de años después, los descendientes de estas poblaciones, hicieron el mismo viaje, pero en sentido contrario.

Con el análisis del genoma antiguo de este africano se nos acerca a cómo eran los habitantes de Etiopía hace unos 4.500 años y se revela que Bayira es muy parecido a los habitantes que hay hoy en día en el macizo etíope, al menos en cuanto a genética se refiere.

Lo que no tiene es un componente genético euroasiático, posiblemente procedente de Oriente Próximo o Asia Menor, el cual está presente en muchas poblaciones africanas modernas.

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro

more recommended stories