Publicado el: Mie, May 7th, 2014

Síntomas de la enfermedad celíaca en un esqueleto romano

esqueleto celiaco roma

Si la vida sin gluten parece complicada a día de hoy, en la antigua Roma era mucho peor.  Una mujer joven de familia adinerada intentó adaptar su dieta para hacer frente a la sensibilidad al gluten. Sus restos fueron enterrados hace 2.000 años en el yacimiento arqueológico Cosa, en la costa de la Toscana en Italia.

La economía de la antigua Roma dependía del cultivo de trigo y aceitunas y no era particularmente próspera, sin embargo, los arqueólogos encontraron oro y joyas de bronce en la tumba junto a la joven mujer; por lo que los expertos llegaron a la conclusión de que la joven era relativamente rica y había tenido acceso de mucha comida.

Se estima que cuando murió la joven tenía entre 18 y 20 años de edad y sus huesos denotaban también signos de desnutrición y osteoporosis. Ambas pueden ser complicaciones derivadas de una enfermedad celíaca no tratada, que se caracteriza por una reacción alérgica severa al gluten en el revestimiento intestinal. Varios de los huesos de la mujer estaban erosionados en la puntas.

Los análisis de ADN demostraron que la joven tenía dos copias de un gen variante del sistema inmunológico, que está asociado a la enfermedad celíaca.  Aunque la celiaquía es una enfermedad compleja en la que diversos factores medioambientales influyen, la variante del gen se encuentra en casi todos los pacientes de las poblaciones contemporáneas.

La antropóloga biológica, Gabriele Scorrano, de la Universidad de Roma Tor Vergata dice que la combinación de dichos factores de riesgo y la desnutrición en alguien que pueda tener acceso fácil a la alimentación hacen un diagnóstico de la enfermedad muy razonable.

Para determinar si la mujer pudo o no alterar su dieta, la Scorrano y sus colegas analizaron los isótopos de carbono y nitrógeno en los huesos, que tienen a relacionarse con la ingesta de alimentos. Sin embargo, los productos químicos no pueden reconstruir la dieta de alguien a la perfección, sino más bien indicar puntos de consumo de alimentos como vegetales, carnes, pescados de agua dulce y mariscos. También pueden indicar si una persona consume alimentos que eran distintos a los demás.

Scorrano y su equipo averiguaron que la joven había consumido mucha carne y, quizá, peces de agua dulce, ambos en mayor cantidad que verduras.

La antropóloga señaló que la mala absorción de nutrientes podría dar otra explicación sobre los niveles de isótopos inusuales en los huesos de la joven.

Scorrano cree que la mujer posiblemente no evitó totalmente el gluten. “Si se hubiera excluido de su dieta los cereales que no habría experimentado estos problemas. Probablemente ella no entendía que tenía esta enfermedad“.

Sobre el autor

- Madrileña o cántabra. Calculadora o impulsiva. Soñadora o realista. 23 años ó 12. Fútbol o tiendas. Periodismo veraz. Hay que conocer la historia en profundidad, es la única forma de no cometer los mismos errores del pasado

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estos tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Red Historia ©2011-2017 - Todos los derechos reservados