Solicitan que Port Royal sea Patrimonio de la Humanidad

La antaño conocida como "ciudad más malvada de la Tierra", está sumergida en las costas de Jamaica.

Arqueólogos han anunciado que pedirán a la UNESCO la designación de “Patrimonio de la Humanidad” para Port Royal, que actualmente contiene los restos sumergidos de un histórico puerto jamaicano conocido como la “ciudad más malvada de la Tierra“. Si se cumple esta petición, Port Royal estaría a la altura de otras maravillas mundiales, como el complejo de templos de Angkor en Camboya y el Taj Mahal en la India.

La antaño conocida como “ciudad más malvada de la Tierra”, está sumergida en las costas de Jamaica.

La ciudad sumergida del siglo XVII fue una vez un lugar bullicioso, donde bucaneros como Henry Morgan atracaban en busca de ron, mujeres y reparación de barcos. Los británicos la usaron como ciudad principal de su colonia en Jamaica hasta que un terremoto y un tsunami sumergieron dos tercios del asentamiento en 1692. La población rondaba los 7.000 habitantes, la misma cifra que Boston en aquella época. Tras el terremoto, el resto de la ciudad sirvió como base de la Marina Real británica durante dos siglos, hasta que fue devastada periódicamente por incendios y huracanes.

El autor americano James Michener describió Port Royal en su extenso libro “Caribe” como un lugar “sin ninguna restricción de ningún tipo”, donde “los soldados estacionados en la fortaleza parecían tan indisciplinados como los piratas”, quienes llegaban a tierra por la noche “para hacerse cargo del lugar”.

Hoy en día, Port Royal es un pueblo de pescadores cerca del aeropuerto de Kingston. Tiene poco que pueda atraer visitantes, a excepción de algunos restaurantes de marisco y unos pocos edificios históricos en ruinas. Los restos hundidos y cubiertos de algas se encuentran en las turbias aguas de una reserva arqueológica cerrada a los buceadores.

Las excavaciones submarinas que se han realizado a lo largo de la última década han revelado varios objetos, incluyendo balas de cañón, copas de vino, tubos, placas ornamentadas de estaño y placas de cerámica. Todos ellos estaban incrustados en el lodo cerca de la costa.

En los últimos días, los consultores internacionales han llevado a cabo una minuciosa investigación para marcar el territorio de la vieja ciudad y los límites del mar para solicitar la designación de Patrimonio de la Humanidad en junio de 2014. Los expertos sostienen que es uno de los principales yacimientos arqueológicos británicos en el hemisferio occidental y que se debería proteger para generaciones futuras.

El arqueólogo submarino canadiense Robert Grenier comenta que Jamaica tiene una enorme posibilidad de conseguir entrar en la lista de la UNESCO: “Existe un potencial excelente en este aspecto. Ciudades sumergidas como esta simplemente no las hay en ningún otro lugar en América”.

El arqueólogo marino Donny Hamilton afirma que el equipo de consultoría ya ha completado el trabajo de campo para la designación de Port Royal como Patrimonio de la Humanidad. Según el investigador, la prioridad ahora es un plan de gestión de la zona, ya que Port Royal podría convertirse en un sitio atractivo para los turistas. No obstante, también es consciente de que primero “tiene que haber algo que la gente quiera venir a visitar y a contemplar”.

En este sentido, los funcionarios de Jamaica, así como varios hombres de negocios, han anunciado diversas estrategias para renovar la ciudad. Entre ellas se incluyen planes para construir buques de crucero modernos y un parque temático al estilo Disney con actores vestidos de piratas.

Apasionado por la Historia, es licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Desde pequeño le encantaba la Historia y acabó por explorar sobre todo los siglos XVIII, XIX y XX.