Stonehenge podría haber sido el lugar de descanso de la élite de la Edad de Piedra

Los inicios de Stonehenge, el monumento prehistórico más famoso del mundo, pueden haber sido los de un cementerio gigante, de acuerdo a una teoría divulgada el sábado.

Stonehenge podría haber sido un gran cementerio de la Edad de Piedra
Stonehenge podría haber sido un gran cementerio de la Edad de Piedra

Un equipo de arqueólogos dirigidos por el profesor Mike Parker Pearson, que ha estado trabajando en el emplazamiento y en los monumentos cercanos durante décadas, han excavado y estudiado por primera vez los más de 50.000 fragmentos de huesos de 63 individuos enterrados en Stonehenge. Su nueva teoría es que los enterramientos son anteriores a la forma actual del monumento.

Los nuevos estudios han revelado por primera vez que los cuerpos enterrados eran casi hombres y mujeres por igual, además del hecho de que había niños entre los cuerpos, entre ellos un bebé recién nacido. La cabeza de una maza, un objeto de alto estatus comparable al de un cetro, y un tazón pequeño quemado por un lado (que Pearson cree que pudo haber contenido incienso), sugieren que los muertos podrían haber sido los líderes religiosos y políticos de las tribus y sus familiares directos.

Durante siglos, los arqueólogos han tratado de definir qué significaba realmente Stonehenge para las personas que pasaron cientos de miles de horas en la construcción de los círculos de piedras. Los druidas y seguidores de la Nueva Era todavía lo definen como un lugar sagrado. Otros piensan que se trata de un templo, un observatorio, un calendario solar, un sitio para las celebraciones o (una de las teorías más recientes) un centro para la curación, una especie de Lourdes de la Edad de Piedra.

La última teoría atrasa la fecha de la primera piedra del círculo del 2.500 a.C. al 3.000 a.C., ya que en el primer análisis de los 50.000 fragmentos de huesos en uno de los agujeros de Aubrey, un anillo de fosas de la primera parte del monumento, han encontrado restos de madera aplastada en el fondo, lo que sugiere que una vez estuvieron en ese lugar las enormes piedras.

Parker Pearson cree que su excavación anterior cerca de Durrington Walls, que reveló restos de chozas, herramientas, ollas y montañas de huesos de animales (el mayor emplazamiento de la Edad de Piedra del noroeste de Europa), es una prueba de que el trabajo de los constructores de Stonehenge, que extrajeron y arrastraron más de 2.000 toneladas de piedra para construir el monumento, era estacional. El análisis de los huesos de animales muestra que algunos de ellos viajaron desde lugares muy lejanos y se sacrificaron en Durrington a mediados de verano y a mediados de invierno.

Este otoño, los visitantes a Stonehenge verán una interpretación de la historia más compleja que nunca cuando el Patrimonio Inglés abra su tan esperado centro de visitantes.

Imagen: Nojhan en Wikimedia

Casi graduada en Publicidad y RRPP. Empezó a gustarme la historia en 2º de Bachillerato gracias a un profesor muy bueno que nos hizo ver que tenemos que conocer nuestro pasado para saber hacia dónde nos lleva el futuro. Desde entonces no he tenido oportunidad de indagar más en todo lo que nuestra historia nos ofrece, pero ahora puedo retomar esa inquietud y compartirla con vosotros.