Subastan la máscara mortuoria de Napoleón

¿Sabían que el gran y eterno mito francés tiene una máscara mortuoria? Una de estas dos máscaras que han sido catalogadas como originales, estaba en manos privadas hasta que el miércoles 19 fue vendida por 169.250£ (198.000 euros) en: Libros, Mapas y Manuscritos de Bomhams, Inglaterra. Todavía, se desconoce quién es el comprador.

mascara mortuoria de napoleon

En cuanto a la famosa máscara del general francés, fue llevada a cabo en 1821, dos días después de la muerte del emperador en la isla de Santa Elena, donde se le desterró. Fue hecha por Francis Burton, cirujano del 66 regimiento del ejército británico.

La antigua acompañante de Napoléon en el exilio, la que le cuidaba, la señora Bertrand, explicó la dificultad de encontrar yeso en la remota isla atlántica. Por lo que el material fue traído de una isla cercana. Pero entonces, el cuerpo del gran emperador había empezado a descomponerse y en un primer momento Bertrand se negó a que el inglés, Burton, hiciera la máscara, pero entonces la cuidadora sucumbió y accedió ante el británico para hacerle la máscara.

La máscara se hizo en dos secciones: una, detrás de la cabeza y la otra desde las cejas hasta la barbilla. El cirujano inglés comprobó los materiales para realizar el molde de la cara de Napoleón, pero la cara se pegó al molde y se estropeó, con lo que solo quedó intacto la parte trasera de la cabeza. Burton, abandonó la residencia del emperador y esto fue aprovechado por Bertrand para coger el molde.

Poco después, tras el hallazgo de una fuente de yeso en la isla, Bertrand recuperó la idea de realizar la máscara mortuoria del militar corso y para ello contó con la ayuda del miniaturista Joseph William Rubidge, que dibujó y recreó partes desaparecidas e hizo la máscara mortuoria.

Antes de la salida de Bertrand de la isla, una copia de la máscara fue entregada al reverendo de allí, Richard Boys. El cual años después entregó la máscara a su hija. Es entonces cuando descubrimos la identidad del vendedor de la máscara, Andrew Boys, el tatatatataranieto del reverendo Richard Boys.

El hasta ahora dueño de la máscara, explicó que se “sorprendió” cuando “en un funeral familiar se enteró de que le habían dejado en herencia el objeto”. Reseñar que en el 2007, expertos franceses publicaron que otra de las máscaras mortuorias de Napoleón, la conservada en el Museo del Ejército de París, podría ser falsa.

Subastan la máscara mortuoria de Napoleón
Puntúa este artículo

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro