Aseguran que un antiguo templo en Malta fue construido por una civilización avanzada

Una antigua civilización de Malta construyó un templo con una sofisticada orientación, como explica el académico Tore Lomsdalen.

Plano del templo Mnajdra
Plano del templo Mnajdra

Los constructores de un templo prehistórico en Malta debían ser una civilización avanzada, de acuerdo con las opiniones del académico noruego Tore Lomsdalen.

En su libro titulado ‘Cielo y Propósito en la Malta Prehistórica: Sol, Luna y Estrellas en el Templo de Mnajdra‘, Lomsdale aporta nuevas pruebas y signos de la arquitectura presente en el templo y su relación con el cielo. La idea es que los monumentos megalíticos están construidos de manera que queden alineados con el sol, la luna y las estrellas, según se ha documentado.

Lomsdalen ha presentado las pruebas basadas en observaciones arqueo-astronómicas, campo de estudio que combina el saber de la arqueología y la astronomía. Durante los equinoccios, 20/21 de marzo y 22/23 de septiembre, cuando amanece, el sol ilumina perfectamente el corredor central del sur del templo. Durante el solsticio, 21 junio y el 21/22 de diciembre, el atardecer se corresponde con la parte superior de las puertas.

Los constructores del templo sabían perfectamente qué partes del templo querían que estuvieran iluminadas y qué partes debían quedar en la oscuridad. La orientación específica parece tener relación con ceremonias rituales celebradas durante los solsticios y los equinoccios. Parece que Malta tenía una sociedad de caciques, con una clase sacerdotal poderosa y que se celebraban banquetes y sacrificios de animales en momentos particulares del año.

El complejo de Mnajdra fue construido en diferentes fases, abarcando desde la temprana fase Ggantija (3.600-3.000 a.C.) hasta la tardía fase Taxien (3.000-2.500 a.C.), Lomsdalen piensa que la cámara inferior del templo es la parte más antigua.

La cámara es un templo en sí mismo, con su propia entrada y tres altares. La parte este de Mnajdra fue construida durante la época Ggantija, mientras que la parte norte fue construida durante el período Taxien. Cada una de las extensiones del templo se realizaban cuando la luz dejaba de entrar en las habitaciones, por lo que los constructores del templo realizaban nuevos altares. La alineación de las piedras con la luz era cada vez más compleja y sofisticada con cada extensión.

Estudiante de 5º curso de Historia-Ciencia Política y Gestión Pública en la Universidad Rey Juan Carlos

more recommended stories