Trazan el recorrido de las mudanzas prehistóricas

¿Se realizaban mudanzas en el Paleolítico? Unos científicos del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria han rastreado los pasos de los homínidos que se desplazaron por la región través de novedosos programas de análisis geográfico.

prehistoria cantabria

El estudio publicado en la revista ‘Journal of Anthropological Archaeology’ y dirigido por Alejandro García Moreno, de la Universidad de Cantabria, ha revelado que los grupos nómadas del Paleolítico abandonaron paulatinamente las cavernas y refugios en áreas montañosas para trasladarse a la llanura. Según el investigador, tras analizar el recorrido de diferentes sitios al este de Cantabria, Vizcaya y Guipúzcoa, se ha llegado a la conclusión de que los habitantes dejaron hace entre 17.000 y 10.700 años sus refugios en elevadas altitudes para establecer sus asentamientos en los valles al pie de las colinas.

El trazo de estos desplazamientos comienza en los yacimientos más antiguos, que suelen estar situados en la montaña (como en los casos de El Castillo en Cantabria o Santimamiñe en Guipúzcoa), por motivos de protección y supervivencia. Las zonas elevadas permitían una mejor estrategia defensiva y aportaban la visibilidad óptima para avistar rápidamente los posibles peligros.

El Paleolítico Superior es un período en el que se produjeron paulatinamente una serie de cambios sociales y culturales. Muchas transformaciones climáticas y geográficas, como el fin de la última era glaciar, influyeron en el modo de vida de los homínidos que dieron lugar, entre otras cosas a la búsqueda de nuevos lugares donde vivir. El estudio, que analiza 25 yacimientos fechados desde el final del Paleolítico Superior, ha determinado que existieron dos causas principales que motivaron estos cambios de hábitat.

Una de ellas fue la progresiva desaparición de la caza de grandes animales en favor de una dieta más variada, y adaptada a un modo de vida en el que resultaba más importante salvaguardar el territorio y conseguir reservas de comida, como apunta García Moreno. Otra es la sustitución de una vida de las comunidades eminentemente nómada por otro más sedentarizado, con desplazamientos mucho más cortos y períodos de estancia más largos.

Estas cuestiones de organización social son difíciles de abordar, ya que no suelen dejar huellas materiales obvias detrás. Es posible que los sitios grandes que eran muy visibles en las áreas de los paisajes comenzaran a perder su función como lugares simbólicos donde diferentes grupos se encuentran, y por eso se optó por otras áreas, de menor tamaño, de esas que podríamos llamar logísticas, más prácticas“, concluye el investigador.

Trazan el recorrido de las mudanzas prehistóricas
Puntúa este artículo

Romántico, en el sentido artístico de la palabra. En mi adolescencia tanto familiares como amigos me recordaban una y otra vez que era un humanista empedernido, pues pasaba el rato haciendo lo que quizás otros no tanto, creyéndome Bécquer, inmerso en mis propias fantasías artísticas, en libros y películas, deseando constantemente viajar y explorar mundo, admirado por mi pasado histórico y por las maravillosas producciones del ser humano. Por ello decidí estudiar Historia y simultanear con Historia del Arte, porque me parecía la manera más adecuada de llevar a cabo las habilidades y pasiones que me caracterizan: leer, escribir, viajar, investigar, conocer, dar a conocer, educar. La divulgación es otra de mis motivaciones, pues entiendo que no hay palabra que tenga valor real si no es porque haya sido transmitida con eficacia. Y con ello, tengo la determinación de que todo lo que haga en mi vida tenga un fin didáctico.