Un disco de plata muestra la adoración cristiana en el último período romano de Norfolk

El disco de plata prueba la existencia de adoración cristiana en el último período romano en Norfolk. El disco forma parte probablemente de un anillo y podría pertenecer al 312-410 d.C. Fue hallado cerca de Swaffham y contiene la siguiente frase inscrita: “Antonio, que Dios esté contigo”.

disco de plata periodo romano tardio gran bretaña

Adrian Marsden, oficial de los hallazgos en el Museo Norwich Castle afirmó que no existe otra prueba de la existencia de cristianos en Norfolk. “El disco podría pertenecer a un anillo, lo que sería un muestra importante de cristianismo, debido a la frase que lleva grabada, que es una expresión de esa religión”. Una prueba similar es otro anillo de oro similar al de Brancaster. “Pero visto de otro modo, no es una prueba concluyente porque la gente de la época solía adorar antiguos dioses“, añadió.

Este anillo puede ser un obsequio para Antonio quizá por su conversión, su matrimonio o por alcanzar la mayoría de edad.

La investigación, a cargo de William Armstrong, también informó acerca de un lingote de plata rectangular de origen vikingo y cuatro objetos de plata de la Edad del Hierro. “los vikingos no emplearon monedas acuñadas en esta época, sino directamente oro o plata, así que estos lingotes demuestran cómo se desarrollaba el comercio”, declaró D. Marsden.

D. Marsden añadió que el lingote supone una oportunidad muy importante para analizar el trabajo metalúrgico, ver la pureza del material, qué tipo de metal es, o si podría haber sido aleado con plata.

Un disco de plata muestra la adoración cristiana en el último período romano de Norfolk
Puntúa este artículo

Actualmente estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos, lo que me ha despertado inclinación por la sección internacional, incluida el estudio de idiomas. Por eso, no descarto dedicarme a la docencia. Asimismo me gusta practicar ejercicio físico y pasar un rato agradable charlando con mis conocidos y con gente nueva. Por último, disfruto viajando para conocer la cultura auténtica de cada región del mundo, aunque reconozco que antes necesito informarme lo más posible sobre el lugar que voy a visitar, para disfrutar la experiencia a fondo.

Artículos relacionados