Publicado el: Lun, Ene 12th, 2015

Un pequeño trozo de arcilla demostraría la veracidad de varios pasajes de la Biblia

Sellos Reales hallados en Jerusalén.

Sellos Reales hallados en Jerusalén.

Unos pequeños trozos de arcilla, supuestamente sellos reales, han sido descubiertos recientemente en Jerusalén y esto podría llegar a cambiar la perspectiva que tenemos actualmente sobre el libro más sagrado de toda la cristiandad, la Biblia. Estos objetos demostrarían que algunos de los pasajes que se encuentran en las escrituras y que han estado entredicho desde hace mucho tiempo ganen más credibilidad, como aquellos en los que aparecen los reyes David y Salomón, donde hay muchos estudiosos y eruditos que llegaron a afirmar que tanto ellos como sus reinados, solo fueron leyenda.

Ambos reyes y sus reinados fueron de gran importancia para gran parte de la población tal como se relata en diferentes pasajes del Antiguo Testamento, pero la única prueba de su existencia son las escrituras, razón por la cual muchas personas consideran a estos dos personajes como parte de una leyenda que fue magnificada por quienes escribieron o transcribieron los pasajes de la Biblia, otorgándoles una gran importancia de la que no deberían tener, aunque todo esto ha cambiado con este descubrimiento.

Según muchos investigadores, los errores de traducción, la gran cantidad de personas que la escribieron y la exageración de algunos datos o la omisión de otros, hace que muchas de las cosas que aparecen en ese libro puedan ser cuestionadas ante la ausencia de pruebas físicas más allá de meras palabras escritas.

En esta ocasión estos pequeños trozos de arcilla podrían apuntar a que se trata de una especie de sellos reales, aunque aún hay que estudiarlos a fondo para comprobar que realmente son lo que supuestamente parecen ser, aunque ya se ha considerado que, sean o no sellos reales, estos trozos pueden proporcionar una gran información que sería de utilidad en ulteriores investigaciones en esta zona, la cual seguro que aún tiene muchos secretos que revelar.

Asimismo se ha descubierto otro trozo de lo que parece ser una jarra con una inscripción hebrea y según los primeros estudios realizados por la arqueóloga Eilat Mazar, de la Universidad Hebrea de Jerusalén, todo apunta a que fue obra de alguien que no era judío pero que vivió en esta ciudad.

El hallazgo no ha pasado desapercibido para nadie y Douglas Petrovitch, de la Universidad de Toronto, también ha asegurado que la inscripción está en hebreo, dado que coinciden con las de otras inscripciones contemporáneas, un idioma predominante en Jerusalén en el siglo X a.C., lo que coincide cronológicamente con el reinado tanto de David como con el de Salomón.

Para estos y otros investigadores, ésta es una de las pruebas que confirman que David y Salomón existieron y no son una colección de historias sobre los reyes de Israel, las cuales poco a poco se han ido tergiversando o incluso perdiendo con el paso de los años, uno de los argumentos más usados por los eruditos más escépticos. Ahora habrá que esperar para ver cuál es el resultado del análisis al que se someterá a este objeto y a los que se encuentren en la misma excavación.

Crédito Imagen: vozsineias.com

Sobre el autor

- Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estos tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Red Historia ©2011-2017 - Todos los derechos reservados