Una exposición celebra el 150 aniversario de la publicación de “Alicia en el País de las Maravillas”

The Morgan Library and Museum celebra los 150 años de la publicación de “Alicia en el País de las Maravillas” con una impresionante exposición hasta el 11 de octubre.

Ilustración a color de "Alicia en el País de las Maravillas" realizada por John Tenniel.
Ilustración a color de “Alicia en el País de las Maravillas” realizada por John Tenniel.

The Morgan Library and Museum invita a los visitantes a un inolvidable viaje a una de las historias más increíbles que se han contado, ‘Alicia en el País de las Maravillas‘ de Lewis Carrol.

La exposición, ‘Alice: 150 Years of Wonderland‘ que estará abierta al público hasta el 11 de octubre, se celebra debido al 150 aniversario de la publicación del libro de Carrol. La muestra incluye un manuscrito original del cuento, un préstamo especial de la Biblioteca Británica, así como la correspondencia original, dibujos únicos, ediciones especiales, fotografías antiguas e importantes objetos asociados a la historia del cuento, algunos de los cuales no habían sido nunca expuestos.

Los visitantes de la exposición encontrarán la fascinante y sorprendente historia detrás de la creación de uno de los clásicos de la literatura inglesa“, explicaba Peggy Fogelman, trabajadora del Morgan Library Museum. “Llevábamos tiempo buscando acoger una colección como esta y estamos muy agradecidos a la Biblioteca Británica por prestarnos el manuscrito original que es la pieza central de la exposición“, añadía Fogelman.

Contexto.

La historia de Lewis Carroll fue contada por primera vez durante un viaje en barco una tarde a Alice Liddell y sus dos hermanas por Charles Lutwidge Dodgson, más conocido como Lewis Carroll.

Alice quedó fascinada por la historia, ese fantástico mundo con conejos en chaleco jugando a las cartas, y le pidió a Carroll una copia escrita de aquella historia. Carroll comenzó a escribir la historia, con ilustraciones realizadas por él mismo. Finalmente, la historia revisada y extendida, fue publicada por primera vez en 1865 como ‘Alicia en el País de las Maravillas‘ y con ilustraciones de John Tenniel.

El Sombrerero, ilustración original de John Tenniel (1869)
El Sombrerero, ilustración original de John Tenniel (1869)

Sin embargo, Tenniel no estuvo satisfecho con su trabajo y la calidad de sus dibujos, por lo que esa edición fue retirada prácticamente de inmediato. Hoy en día, se piensa que tan sólo sobrevivieron veinte ejemplares de aquella edición. La historia fue rápidamente reimpresa y la nueva edición contó con unos dibujos brillantes de Tenniel.

Casi de la noche a la mañana, el libro se convirtió en un éxito gracias a la combinación de texto y dibujos. Desde aquel momento hace 150 años, ‘Alice in Wonderland’ nunca ha dejado de imprimirse y ha sido traducida a más de 170 lenguas.

La exposición.

Primera parte.
Lewis Carroll en 1863.
Lewis Carroll en 1863.

La exposición comienza con una introducción de las principales figuras del libro: Lewis Carroll y Alice Liddel. Carroll inventó la historia en 1856, casi una década antes de la publicación del libro. El pseudónimo deriva del nombre real del autor, Charles Lutwidge Dodgson, por su forma latina: Charles-Carolus-Carroll; Lutwidge-Ludovicus-Lewis. Ya había elegido algunos pseudónimos cuando publicó un poema en una revista, de la lista de opciones y su editor escogió ‘Lewis Carroll’, por lo que ese fue el nombré que usó durante el resto de su vida, primero como firma para su poesía y más adelante para publicar libros infantiles.

En su vida cotidiana era conocido como Charles Dodgson, y ese era el nombre que usaba cuando enseñaba y realizaba publicaciones sobre matemáticas en la Universidad de Oxford, Carroll era también conocido por ser uno de los más importantes fotógrafos amateurs de la época Victoriana y mientras fotografiaba unos jardines, fue cuando conoció a Alice Liddell, que más tarde inspiró su historia.

Alice Liddel era la cuarta hija de los diez hijos que tuvieron Lorina y Henry Liddell. Cuando tenía cuatro años se trasladó con su familia a Oxford debido al nombramiento de su padre como Decano de la ‘Christ Church College’. Los niños Liddell se criaron en la rectoría de la iglesia y tuvieron una infancia confortable pero muy estricta.

Segunda parte.

La segunda parte se centra en el proceso creativo que llevó a la creación de la historia. Aunque Carroll contó por primera vez la historia en un barco, le costó dos años finalizar el manuscrito y aún otro año prepararlo para su publicación. Carroll presentó un delgado volumen, el manuscrito original, en 1864.

Cuando Carroll decidió publicar la historia, encargó a John Tenniel ilustrarla. Los dibujos de Carroll tuvieron una gran influencia en las ilustraciones de Tenniel y el autor y el artista colaboraron estrechamente en los diseños. Carroll era muy consciente de la relación entre texto e imagen y dio instrucciones para la medida exacta de sus dibujos y el orden y el lugar donde debían ser colocados. Esta esmerada atención al diseño del libro fue importantísima para conseguir la gran acogida que tuvo más adelante.

El Conejo Blanco, ilustración original de John Tenniel (1865).
El Conejo Blanco, ilustración original de John Tenniel (1865).

Carroll había querido publicar ‘Alice in Wonderland’ para las navidades de 1864, pero los retrasos con las ilustraciones provocaron que la fecha se retrasase unos meses. En mayo se supo que el libro estaría preparado para verano y Carroll presionó para poder tener tres copias cuando fuera el aniversario del viaje en barco, cuando había contado la historia por primera vez. 2.000 copias fueron impresas en Oxford y las primeras copias fueron entregadas a la editorial Macmillan el 27 de junio.

Tercera parte.

Las ilustraciones son una parte fundamental del libro y Tenniel supo capturar la esencia gracias a la observación de las imágenes realizadas por el propio Carroll, la tercera parte de la exposición está dedicada a esta aspecto. Durante los primeros 25 años de publicación, las imágenes estaban en blanco y negro.

Sir John Tenniel
Sir John Tenniel

En el 1880, Tenniel y Carroll empezaron a trabajar en una versión abreviada para niños pequeños, que incluyera veinte de los dibujos en color. Edmund Evans fue el encargo de imprimir las imágenes a color.

Cuarta parte.

Poco después de la publicación de ‘Alice in Wonderland’ en 1865, Carroll comunicó a Macmillan que estaba pensando en una secuela. La cuarta parte de la exposición explica cómo fue esta segunda parte.

A través del espejo‘, que transcurriría seis meses después de que Alice despertase del sueño que le llevó al País de las Maravillas, cuando tenía diecisiete años y medio. El libro fue publicado en 1871 de nuevo con las ilustraciones de John Tenniel.

Quinta parte.

La quinta parte de la exposición trata de cómo El País de las Maravillas y su lógica sin sentido, continúan siendo muy conocidos a día de hoy. Lo que empezó como una inocente historia para pasar el rato y entretener a unas niñas en una tarde de verano, ha acabado siendo uno los cuentos más famosos de la Historia. Tras la muerte de Carroll en 1907, el cuento fue reproducido y parodiado en diferentes formatos y los protagonistas de la historia han participado en diferentes películas y soportes.

Aquí puedes leer Alicia en el País de las Maravillas.

Estudiante de 5º curso de Historia-Ciencia Política y Gestión Pública en la Universidad Rey Juan Carlos

more recommended stories