Una exposición en Alemania examina el nexo entre el arte y la alquimia

exposicion alquimia

Una exposición en la ciudad alemana de Dusseldorf (que finalizará el 10 de agosto), quiere representar la alquimia y la influencia que esta disciplina extinta ha tenido en el arte a lo largo de la historia. La exposición, que contará con 250 obras abarcando desde la Antigüedad hasta la era contemporánea, se ubicará en el Museo Palacio de Arte (Museum Kunstpalast).

Una larga serie de artistas estarán representados, entre los que podemos incluir Rubens, Rembrandt, Brueghel, Joseph Beuys, Lucas Cranch, Rebecca Horn, Max Ernst, Anish Kapoor, Hendrick Goltzius, Sigmar Polke, Yves Klein, y David Teniers.

La alquimia, la falsa ciencia que en cierto modo precedió a la química, fue popular hasta bien entrado el siglo XVIII. Es por esto que la exposición se divide en dos partes: una cubre el período previo al Renacimiento, en especial los siglos XVI y XVII, y otra todo el período posterior.

En la época pre-Renacentista, tanto alquimistas como artistas aseguraban que podían mejorar la naturaleza, no sólo imitarla. Esto creó cierta rivalidad entre ambos campos, la cual quedó plasmada en un cuadro del artista holandés Adrián van Ostade. En él se puede ver a un alquimista en su laboratorio, tras fracasar en su intento de producir oro.

Pero no todos los cuadros de la exposición pintan de mala manera a la alquimia. En el lado positivo tenemos retratos de Rubens, pinturas alegóricas de Brueghel y tres copias de “Splendor Solis”, el más conocido de los manuscritos de alquimia. Además se presentará por primera vez en Europa un manuscrito de Newton. Sí, Newton también creía en la alquimia.

Respecto a la sección moderna de la exposición, ésta empieza con el Surrealismo. Entre las obras podemos encontrar “La creación de los pájaros”, de Remedios Varo, y “Boda química”, de Max Ernst. También habrá una serie de esculturas y dibujos por Joseph Beuys, acompañados de fotos y vídeo sobre su trabajo.

La exposición es una colaboración del Museo Palacio de Arte con el grupo de investigación “Arte y Conocimiento en la Europa Pre-moderna”, del Instituto Max Planck para la Historia de la Ciencia. También han participado expertos de la Chemical Heritage Foundation, en Filadelfia, los cuales han donado varias obras (entre ellas el manuscrito de Newton).

Para finalizar, el museo ha instalado un estudio para niños, siguiendo el tema de “La Alquimia del Color”. Los jóvenes podrán explorar los distintos aspectos de los colores y su creación.