InicioArqueologíaEuropaUna niña enterrada hace 300 años con un pinzón en su boca...

Una niña enterrada hace 300 años con un pinzón en su boca en Polonia, crea confusión entre los arqueólogos

Las dataciones por radiocarbono revelaron que la menor murió hace unos 300 años.

Los especialistas de la Universidad de Varsovia, en Polonia, decidieron estudiar el extraño entierro de una niña con un pinzón en su boca, encontrada durante unas excavaciones entre 1967 y 1968, pero los resultados de las investigaciones no han podido responder las preguntas de los arqueólogos hasta el momento.

Durante muchos años, los científicos han intentado resolver el misterio de los restos de la menor, descubiertos por el arqueólogo Waldemar Khmelewski en el sur del país europeo en la cueva Tunnel Wielki, pero ahora con la ayuda de nuevas tecnologías lograron obtener más información.

Las dataciones por radiocarbono revelaron que la niña murió hace unos 300 años, según el artículo publicado en la revista Praehistorische Zeitschrift.

Sin embargo, esto desconcertó a los investigadores, porque los habitantes de Europa dejaron de enterrar a sus muertos en cuevas durante la Edad Media.

Además, la presencia de una cabeza de pájaro en su boca también es inusual, y no se conocen otros casos similares de esta época en el continente, escribieron los autores en su artículo.

Tras realizar un análisis del esqueleto, los especialistas determinaron que la menor murió cuando tenía entre 10 o 12 años.

Sus huesos mostraron signos de crecimiento lento, lo que podría haber sido una consecuencia de una enfermedad metabólica.

Los científicos no encontraron rastros de traumas ni otras pistas de las causas de su muerte.

Asimismo, el equipo realizó una serie de pruebas científicas y examinó los registros históricos.

Los exámenes de ADN señalaron que podría provenir de un área en el norte de Polonia, posiblemente de la actual Finlandia o Carelia (Rusia).

Según los registros históricos, el área fue ocupada por un ejército dirigido por el rey Carlos X Gustavo de Suecia entre 1655 y 1657, cuyos soldados a menudo viajaban con sus familias.

Según los especialistas, ellos tenían la costumbre de enterrar a las personas en un bosque.

De esta manera, los investigadores sugirieron que la niña pudo haber llegado a la zona durante la guerra de 1655-1657 con su familia y murió en el lugar por causas naturales.

Por lo tanto, fue enterrada en una cueva en el bosque cerca del castillo de Ojców que en aquel momento servía como guarida militar.

Sin embargo, aún se desconoce por qué fue enterrada con la cabeza de un pinzón en la boca.

De momento, los especialistas todavía no han podido encontrar ningún indicio histórico al respecto.

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Más popular