martes, septiembre 29, 2020
Inicio Noticias Utilizan bacterias para restaurar frescos del siglo XVII en Valencia

Utilizan bacterias para restaurar frescos del siglo XVII en Valencia

Un equipo multidisciplinario de expertos en arte y microbiólogos de la Universidad Politécnica de Valencia, viajaron a Italia con el fin de aprender la técnica Colalucci, la limpieza con bacterias, para así aplicarla en los frescos del siglo XVII hechos por Antonio Palomino en la Iglesia de los Santos Juanes de Valencia.

Real Iglesia de los Santos Juanes, Valencia

La técnica fue desarrollada por Giancarlo Ranalli y la aplicó por primera vez para limpiar los frescos del Camposanto Monumental, un claustro del siglo XIII junto a la Torre de Pisa.

Los murales españoles fueron dañados dos veces en menos de medio siglo: por un incendio en 1936 y luego, en la década de 1960 debido a una pésima restauración. En el último caso, los restauradores utilizaron una cola de origen animal para reemplazar los frescos separados. Con el tiempo, el pegamento endureció dejando una capa insoluble.

Es ahora cuando los restauradores del Instituto de Restauración del Patrimonio comenzarán a mejorar la obra utilizando una técnica de impresión digital para rellenar las grietas de pintura, pero se han visto frustrados sus intentos por la acumulación de sales cristalizadas que quedaron tras el incendio.

Los métodos tradicionales para solucionar estos problemas, o bien requieren el uso de productos químicos tóxicos (que no son selectivos y pueden llegar a dañar a otros elementos) o aplicando un raspado mecánico que puede llevar mucho tiempo y dañar la pintura posterior.

Ante este panorama es que los profesores de microbiología Rosa María Montes Estellés y Pilar Bosch, junto a un Doctor en Ciencia y Restauración del Patrimonio, viajaron a Italia a aprender sobre la tecnología de bacterias de Colalucci, donde ya se conoce que los expertos utilizan algodón para aplicar las cepas de bacterias en las zonas seleccionadas.

Rosa María Montes aplicando la tecnología de las bacterias para la restauración

En la naturaleza, hay bacterias que se alimentan de casi cualquier cosa, por lo que el primer paso será escoger cuál se va a utilizar y de allí, favorecer su desarrollo. En el caso de los frescos valencianos se utilizarán Pseudomonas, para que devoren las salinas y otros residuos de adhesivo que tienen los frescos. En este caso, se aplicarán pequeñas bolas de gel, pues se pueden aplicar con mayor rapidez, de manera más uniforme y cubre toda la superficie evitando que la humedad penetre en la pintura.

Hasta el momento, el equipo de Valencia ha puesto a prueba el gel con Pseudomonas en dos zonas concretas de la Iglesia y toda la restauración está prevista que tarde unos tres años, en tanto que los científicos continúan experimentando con diferentes especies de bacterias, con las superficies y con los diversos elementos dañinos.

Imagen Iglesia: Catedrales e Iglesias en Flickr
Imagen Rosa María Montes: History Blog

Marcelo Ferrando Castro
Marcelo Ferrando Castrohttp://redhistoria.com/author/admin/
Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular

Recuperan del mar Negro un caza de la II Guerra Mundial que custodió la Conferencia de Yalta en 1945

El Bell P-39 Airacobra fue descubierto en 2017 por un buceador aficionado frente a la costa de Crimea.Los...

Hallan una tumba escita totalmente intacta de 2.500 años con una pareja y una mujer tumbada a sus pies

Dentro del pozo funerario los investigadores descubrieron los esqueletos de dos mujeres, un hombre y un bebé.Un equipo...

Los iraníes fundían hace unos 1.000 años un antecedente del acero inoxidable

La industria metalúrgica que existía entre los siglos X y XII en el sitio de Chahak, en el sur de Irán, producía...

Reconstruyen el rostro de un niño egipcio de hace más de 2.000 años

Los restos del niño fueron encontrados hacia 1880 en un cementerio cercano a la pirámide de Hawara y su rostro fue reconstruido...

Comentarios