Identifican el primer fósil de pangolín en la península ibérica

El análisis del fémur de un pangolín de hace 16 millones de años, hallado en los años 70 en el yacimiento de Can Cerdà, en la cuenca del Vallès-Penedès (Cataluña), ha permitido identificar el primer registro de pangolines fósiles en la península ibérica. Los restos conservan características primitivas y se han asignado a un género ya extinto. Estos animales actualmente viven en Asia y África, pero hace más de cinco millones de años estuvieron también presentes en Europa.

pangolin
Pangolín asiático.

En la actualidad, los pangolines (u osos hormigueros escamosos) están representados por tres géneros, que difieren en su distribución geográfica y adaptaciones locomotoras.

Los pangolines asiáticos se incluyen en el género Manis, mientras que los africanos están incluidos en Smutsia (pangolines de tierra) y Phataginus (pangolines arbóreos). Pero durante el Eoceno (hace más de 33 millones de años), los pangolines se extendían desde Asia hasta América del Norte.

En el Mioceno se encontraron exclusivamente en Europa, donde estuvieron representados por el género extinto Necromanis, de relaciones inciertas con las especies actuales.

En Europa se han identificado distintas especies de este género durante el Oligoceno (hace más de 23 millones de años) y el Mioceno (hace entre 23 y 5 millones de años), generalmente representadas por restos fósiles fragmentarios.

Ahora, David M. Alba, director del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP), conjuntamente con otros investigadores, han descrito un fémur de pangolín de hace 16 millones de años atribuido a Necromanis, que representa el único registro conocido de este grupo en la península ibérica, y que está mucho mejor preservado que los fémures conocidos anteriormente de este género.

femur de pangolin peninsula iberica
Fémur de pangolín

Sorprendentemente, el fémur fue excavado hace varias décadas en el yacimiento de Can Cerdà, y fue mencionado por primera vez en un escrito por Miquel Crusafont en 1975. Pero el material nunca fue dibujado o descrito, y aparentemente fue olvidado.

La presencia de pangolines fósiles en la península ibérica ha sido de este modo omitida de todos los artículos publicados sobre este grupo durante más de 20 años. La investigación ha sido ahora publicada en el Journal of Vertebrate Paleontology.

Alba descubrió la existencia del espécimen a partir de los textos de Crusafont y fue relativamente fácil localizarlo entre las colecciones del ICP.

No es infrecuente que los investigadores recuperen fósiles extraordinarios en los cajones y armarios de los museos; sin embargo, es muy raro descubrir fósiles de las colecciones de la propia institución al leer la literatura publicada hace 40 años”, explica el investigador.

El fémur Can Cerdà se parece al de Necromanis y al de otros pangolines extintos por ser más primitivo que el de los representantes actuales del grupo.

La presencia de una pequeña depresión en la cabeza del fémur o de un tercer trocánter bien desarrollado que sobresale del eje óseo son una muestra de estos caracteres primitivos.

No queda claro si las pequeñas diferencias que muestra el fósil en relación con otros fémures de Necromanis reflejan simplemente la variación normal entre individuos de la misma especie o si se trata de especies distintas. Dada la escasez de restos disponibles, el ejemplar está tentativamente asignado a Necromanis cf. franconica, que ya había sido descrito durante el Mioceno en Francia y Alemania.

El yacimiento de Can Cerdà era una cantera de arcilla ubicada cerca de la masía con el mismo nombre, en el municipio de El Papiol. Desgraciadamente, el yacimiento ya no existe, por lo que no es posible ir a la búsqueda de nuevos restos.

Sin embargo, la investigación paleontológica en curso por el grupo de investigación de Faunas del Neógeno y Cuaternario del ICP en el Mioceno de la cuenca del Vallès-Penedès contribuirá a realizar descubrimientos adicionales sorprendentes en los próximos años.

Vía Sinc

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro