La tecnología revela cómo era la vida de la antigua cultura Paracas

Investigadores de la Universidad Estatal de Arizona estudian la antigua cultura de Paracas.
Investigadores de la Universidad Estatal de Arizona estudian la antigua cultura de Paracas.

La tecnología actual nos permite estudiar más a fondo los hallazgos que se realizan, demostrando una notable mejora en comparación con décadas anteriores. Este avance permite a los investigadores poder obtener más información de un objeto o restos humanos mucho más rápido y con un índice de fiabilidad más alta.

Las más modernas tecnologías han sido las que han utilizado bioarqueólogos y arqueólogos del Laboratorio de Química de Arqueología de la Universidad Estatal de Arizona, en Estados Unidos, para estudiar las dietas de 14 personas que vivieron hará casi 2.000 años aproximadamente en Perú.

Estas momias fueron halladas en la necrópolis de Wari Kayan, en la zona sur de Perú y gracias a las nuevas técnicas de investigación se ha podido conseguir más información sobre la vida que tuvieron en el pasado.

De estas momias se puede decir que fueron descubiertas en el año 1927 por el arqueólogo peruano Julio Tello, quien destacó que cada una de ellas se encontraba atada en una posición sentada, con objetos funerarios como cestas o incluso armas; y todas ellas envueltas en un paquete en forma de cono tejido, donde se incluían algunas prendas bordadas con mucho detalle.

Kelly Knudson, profesora de la Universidad de Arizona, junto a un equipo de investigadores especializados en bioarqueología, estudiaron diferentes muestras de cabello para poder conocer cuál era la dieta de los pueblos antiguos de Paracas, los cuales se centraron principalmente en el análisis de isótopos de carbono y nitrógeno en la queratina para poder determinar lo que pudieron llegar a comer en la última etapa de sus vidas.

Se sabe que la dieta no solamente nos brinda información sobre la salud sino que puede revelarnos dónde vivía y viajaba la gente así como también poder ofrecer pistas sobre su vida cotidiana por señalar si los alimentos eran obtenidos de la agricultura, pesca, recolección o caza entre otros.

Según los estudios, estos últimos individuos de Paracas, parece que comieron muchos productos procedentes del mar así como leguminosas como frijoles o plantas como el maíz entre otras. Del estudio también se revela que los Paracas eran geográficamente estables, aunque de vez en cuando solían viajar a las tierras altas del interior, pero nunca dejaron de alimentarse con productos del mar.

Tal como reveló Knudson: “Algo muy emocionante que hemos experimentado en esta investigación es que nos encontramos utilizando novedosas técnicas científicas para poder conocer más sobre las momias que fueron excavadas hace aproximadamente unos 100 años. Gracias a la tecnología podemos disfrutar de muchos datos de gran importancia”.

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro