InicioMitologíaEgipciaMitología egipcia: Nut, la diosa del cielo. Biografía y características

Mitología egipcia: Nut, la diosa del cielo. Biografía y características

Nut, en la historia de la mitología egipcia, es de las diosas más antiguas. Su nombre, en el antiguo Egipto significa «cielo«.

Según creían los egipcios, el cielo era una mujer desnuda llena de estrellas, con la espalda arqueada sobre el mundo como si se tratase de una V. Incluso, solían calificarla como “La que sustenta mil almas”, “La señora de todo” o “La protectora

La familia de Nut

Según el mito de la creación, el dios Atum fue quien se creó a sí mismo al emerger del caos del océano primordial del Nun. Al hacerlo creó a su vez al ser y al mismo tiempo, la colina benben donde logró alzarse.

Desde allí, Atum, dio vida a la diosa de la humedad Tefnut y al dios de aire Shu, los cuales a su vez dieron vida a la diosa del cielo Nut y al dios de la tierra Gueb, quienes posteriormente dieron a luz a cuatro dioses. Por lo que fueron castigados por su amor por el dios Ra.

Sus hijos son Neftis, diosa de los ritos funerarios y del agua; Seth, dios de la destrucción y la guerra; Isis, diosa de la magia y de la naturaleza y Osiris, señor del inframundo e inicialmente rey de los dioses.

Mitos relacionados con Nut

Varios son los mitos que involucran a la diosa Nut. Según indican algunos escritos egipcios, el dios del sol Ra es su abuelo o Nut está embarazada del dios sol, el cual nace todos los días.

Esto último, tiene relación con el hecho de que en algunos textos egipcios se encuentra que, el dios es quien camina sobre ella y se introduce en su boca en el ocaso. Es así como al entrar, recorre su cuerpo a través de ella para darle luz al mundo todas las mañanas.

Otro de ellos, es cuando el sol recorre sus piernas y luego su espalda por medio del barco Atet, hasta alcanzar el mediodía, para luego llegar hasta el ocaso en el barco de Sektet.

La diosa Nut y el dios Ra

El dios del sol Ra, no deseaba que la diosa Nut diese a luz a cuatro dioses que pudieran competir por su atención. Por tal motivo, Ra declara que no podrán nacer ningún día del año, el cual en el antiguo Egipto poseía 360 días.

Al enterarse, Nut le comentó al dios de la sabiduría Thot, para que le pusiera fin a ello y trazara un plan que le favoreciera, permitiéndole darles vida a sus hijos.

Dicho dios se apiada de su situación y la ayuda retando al dios de la luna  a un juego de azar, el cual acepta a pesar de que sabía que si perdía, Thot sería dueño de una parte de la luz que otorgaba al mundo.

Fue así como poco a poco el dios Thot fue reuniendo la luz suficiente para crearle cinco días más al año, con la intención de que Nut durante ese tiempo pudiera dar a luz a sus dioses.

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Más popular