InicioMitologíaEgipciaMitología egipcia: Atum, el dios creador "que se hizo a sí mismo"

Mitología egipcia: Atum, el dios creador «que se hizo a sí mismo»

Biografía de Atum

Atum es conocido como el dios que consumó al mundo, al darle vida a la primera pareja, proveniente de un conjunto de dioses que compartirían con él la Enéada heliopolitana, conformada por él, quien creó a sus dos hijos Tefnut y Shu, padres de Nut y Gueb, quienes dan nacimiento a Neftis, Seth, Isis y Osiris.

Fue aquel que emergió de la colina benben: océano primordial; siendo la primera materia solida que surgió de él.

Por ello, su nombre proviene de la totalidad, lo que significa a su vez, estar completo, terminado.

Incluso, por este acto según indican los textos, es admirado como “El padre de todos los dioses” o “El que llegó a existir por sí mismo”, por lo que se podía comprender su función de primigenio, andrógino y demiurgo.

¿Quién fue Atum?

Atum es uno de los dioses egipcios más reconocidos y nombrados desde tiempos remotos, tal como se indica en los textos dedicados a las pirámides, donde se le menciona como padre y creador, responsable de la preexistencia y la posexistencia.

Es el primer ser que salió del interminable abismo y de la oscuridad que se encontraba antes de la creación.

Según el mito del origen heliopolitano, producto de la materia y de la energía que contenía dicho caos, Atum dio vida a sus hijos por medio de un estornudo, gracias a su soledad, llamados Tefnut diosa de la humedad y a Shu dios del aire, aunque según lo que indican otros mitos, no fue sino por medio de la masturbación, lo que dio origen a la feminidad inherente de sí mismo.

Asociación con el dios Ra

En el Reino Antiguo los egipcios adoraban a Atum por, además, tener una asociación con Ra, el dios principal del sol.

Sin embargo, a pesar de que se tratara de una deidad solar se especificó que estaba únicamente vinculado con el sol poniente que cae por las tardes o aquel que se dirige hacia las entrañas del mundo para luego regresar al amanecer.

Mientras que Ra es reconocido como el sol en su cenit.

Representación iconográfica de Atum

Atum es representado con aspecto humano o animal. Sobre su cabeza posee una corona doble, aunque, en el caso de su lado animal, se le ve con forma de babuino, león, icneumón, toro, ofidio, mangosta, gato, fénix o lagartija.

Todas estas representaciones, tienen que ver con que es el primer dios humano que, hasta ese momento, pudo representar a todas las demás deidades en su forma animal.

Por otro lado, desde su personificación del sol proveniente del mundo subterráneo, Atum, tiene aspecto humano pero cabeza de carnero, aunque también se le puede hallar con la figura de dos serpientes con aspecto antagónico y distinto.

La primera de ellas hace referencia al nacimiento de Atum antes de ser consciente de sí mismo, mientras que la otra, tiene que ver con el desarrollo de su cuerpo para comenzar con la creación del mundo.

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Más popular