El centenario del hundimiento del Titanic hace aflorar nuevas teorías sobre el accidente

Un iceberg hizo hundir el Titanic pero ¿pudo haberse evitado? Muchos hablan de fallo humano, otros fenómenos naturales, pero lo cierto es que el misterio aún está entre nosotros.

Han pasado cien años del hundimiento del Titanic, el transatlántico más famoso de la historia y todavía hay misterios por desvelar. En los últimos días se ha reabierto el debate de si la colisión del barco fue por un error humano o, por el contrario, algo inevitable. Muchas teorías suenan a fantasía y otras son más realistas.

Aún es el misterio el verdadero motivo del hundimiento del Titanic

Una de las teorías que más credibilidad transmite, es la publicada por la escritora Louise Patten, nieta del segundo oficial al mando del Titanic, Charles Lightoller. Según esta versión, habría sido un error humano. Al parecer, el primer oficial, William Murdoch, dio la orden de virar “fuerte a estribor”, pero su subordinado, Robert Hitchins, se equivocó de dirección y, para cuando quiso enmendarlo, era demasiado tarde.

Este error estaría justificado debido al contexto histórico en el que se produjo el accidente. En aquella época, predominaban aún muchos barcos de vela y gran parte de la tripulación del Titanic provenía de veleros. Los timones funcionan de forma completamente inversa en los barcos de vapor. Si se quería virar a babor, en el viejo sistema había que girar el timón a la derecha, mientras que en el nuevo era a la izquierda.

La teoría de Louise Patten también ha sido puesta en duda, especialmente por haber tardado tantos años en salir. La escritora se ha defendido, afirmando que no lo revelaron antes para guardar el honor de su abuelo, quien es considerado un héroe por su labor en la evacuación de Dunkerque durante la Segunda Guerra Mundial.

Otra explicación la ha intentado dar uno de los expertos en el hundimiento del Titanic, Samuel Halpern. El especialista sostiene que el primer oficial, William Murdoch, “pensaba que la nave habría podido evitar el iceberg sin un cambio de ruta por lo que esperó 30 segundos más” en dar la orden de virar el barco. Esta teoría contradice la versión oficial y de los testigos que afirmaron que Murdoch dio la orden inmediatamente.

Al margen de estas tesis que señalarían un posible fallo humano como causa del hundimiento, también hay otras que apuntan a fenómenos naturales. Concretamente, apuestan por que el Titanic pudo encontrarse con un espejismo en el océano. Este argumento lo apoya Tim Maltin, un historiador que ha centrado su carrera alrededor del lujoso buque. Lo defiende basándose en declaraciones de testigos, como la del propio William Murdoch, quien afirmó que divisó “como una bruma en el horizonte y que el iceberg salió de la neblina”. Los demás barcos, que acudieron al rescate del transatlántico, también habrían reportado visiones similares.

Sin embargo, hay una teoría que comparten todas las anteriores: el presidente de la compañía White Star, Joseph Ismay, ordenó mantener el viaje después de haber colisionado. Esto supone que el agua entró con mayor presión y rapidez, provocando un mayor daño en el casco y un hundimiento más rápido del esperado.

En cualquier caso, el hecho de que existan todas estas teorías que distan tanto las unas de las otras, deja patente que el misterio del Titanic seguirá vivo muchísimo tiempo. Las declaraciones contradictorias en la versión oficial, la aureola enigmática que envuelve la historia y la leyenda que se ha creado sobre el barco y aquellos que viajaban en él, han convertido al Titanic en un tesoro inmortal.

Apasionado por la Historia, es licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Desde pequeño le encantaba la Historia y acabó por explorar sobre todo los siglos XVIII, XIX y XX.

Artículos relacionados