El Evangelio de Judas es auténtico

Uno de los científicos que participó en el estudio del Evangelio de Judas, reveló hoy cómo un certificado de matrimonio del Antiguo Egipto jugó un papel fundamental en la confirmación de la veracidad de las tintas utilizadas en el legendario texto.

evangelio judas

Esta afirmación se realizó el pasado 8 de abril en la 245ª Exposición Nacional de la American Chemical Society, en Nueva Orleans.

“Si no hubiéramos encontrado un estudio realizado en el Louvre sobre una boda egipcia y sus contratos, pertenecientes a la misma época y con una tinta muy similar a la utilizada en el Evangelio de Judas, habría sido mucho más difícil poder discernir si el Evangelio era auténtico”, comentó Joseph G. Barabe, el líder del equipo de análisis de microscopía y microanálisis.

Barabe formó parte de un equipo multidisciplinario creado en el año 2006 por la National Geographic Society, con el objetivo de autenticar el Evangelio de Judas, descubierto en el año 1970.

El texto, escrito en copto egipcio, es convincente porque, a diferencia de otros relatos bíblicos que lo representan como el traidor, sugiere que Jesús le solicitó que le entregase a las autoridades.

Barabe era el responsable del análisis químico del Evangelio, y tras analizar una muestra, concluyeron que fue redactado probablemente con una forma temprana de tinta ferrogálica, que incluía hollín negro. Aunque este hallazgo sugiere que podría haber sido escrito en los siglos III o IV, los investigadores quedaron perplejos por una cosa: la tinta de hierro utilizada era diferente a cualquiera otra cosa que hayan visto antes.

Típicamente, las tintas de hierro (al menos en la Edad Media), se hicieron a partir de una mezcla de sulfato de hierro y ácidos tánicos como los extraídos de la agalla del roble, pero la agalla de hierro utilizada para escribir este texto no contiene azufre, lo que para los investigadores fue inquietante.

No lo entendíamos, simplemente no encajaba con nada de lo que habíamos visto antes”, expresó el científico. “Fue uno de los proyectos que más ansiedad me ha producido, pues despertaba por las noches intentando averiguar el secreto”.

En una última instancia, Barabe encontró una referencia a un pequeño estudio francés realizado por expertos del Museo del Louvre, donde habían analizado un texto matrimonial del antiguo Egipto, escrito en copto y que databa de comienzos del siglo III. Para alivio de los investigadores, comprobaron que fueron escritos con tinta de cobre, pero sin azufre.

Con ello, creen que la tinta utilizada en el Evangelio de Judas es probablemente un “eslabón perdido”, una tinta transitoria entre las creadas a partir del carbono del mundo antiguo y las tintas hechas a base de sulfato de hierro, populares en la Edad Media.

Vía: American Chemical Society

El Evangelio de Judas es auténtico
Puntúa este artículo

Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro