miércoles, septiembre 30, 2020

Libro «Homo Evolutis»

La nueva etapa evolutiva del hombre ya está aquí, o eso es ,al menos, lo que afirman Juan Enriquez y su colega Steve Gulans, en su libro “Homo Evolutis”, el nuevo escalafón del desarrollo humano, que superará al Homo Sapiens Sapiens.

portada homo evolutisDesde aquel Protohumano denominado “Homo Habilis”, que empezó a manipular su entorno, creando herramientas para hacerse la vida más fácil, hasta la aparición del humano moderno, el Homo Sapiens Sapiens u hombre doblemente sabio, han pasado poco más de un millón y medio de años.

Mientras otras especies animales de mamíferos llevan sobre el planeta un tiempo mucho mayor, sin apenas sufrir cambios evolutivos drásticos, el hombre es el animal que más rápido ha evolucionado y lo ha hecho de una forma exponencial, tanto desde el punto de vista cualitativo (comparemos a aquellos rudos homínidos primitivos con nosotros mismos) como cuantitativo (somos sin lugar a dudas la especie dominante más extendida del planeta).

Sin embargo, lejos de haber alcanzado el techo evolutivo como muchos científicos suponían dada la perfección alcanzada por el  cuerpo humano, estamos a punto de dar un salto hacia otro tipo de humano, más perfecto si cabe.

No obstante, en esta ocasión no se tratará de una evolución provocada por determinada mutación genética. Estamos hablando de una evoluciónautoinducida” por el propio hombre. Una interacción del propio Homo Sapiens con su propio cuerpo. Del mismo modo que nuestro antecesor Homo Habilis, se sirvió de su capacidad de crear herramientas para manipular su entorno, el hombre moderno hará lo propio con la tecnología por él desarrollada, creando una nueva generación de humanos: mitad orgánicos, mitad robóticos, los Cyborg.

Juan Enriquez  y Steve Gulans sostienen en su libro, que será la combinación de la genómica, la robótica y otras nuevas disciplinas como la nutrigenómica, las que transformarán al Homo Sapiens Sapiens en una forma más evolucionada de homínido. Ambos científicos afirman que la sustitución de aquellas partes corporales que dejen de ser funcionales, será la norma en un futuro cercano.

Del mismo modo, la nutrigenómica, o lo que es lo mismo, la aplicación de la nutrición a nuestro mapa genético, permitirá ser cada día más sanos, prevenir enfermedades y retrasar la degeneración celular.

Estas afirmaciones parecen materia de ciencia ficción, pero lo cierto es que ya se están desarrollando y aplicándose en estos momentos. Ya existen ojos cibérnéticos, y se está desarrollando tecnología  exoesquelética y extremidades artificiales. También existen exámenes nutrigenómicos que nos dicen qué comidas son las más beneficiosas para una persona en concreto, y cuales podían llevarnos, por nuestra disposición genética particular, a desarrollar enfermedades futuras que medren nuestra salud.

En definitiva, el mañana, no está tan lejano como parece, y en la próxima década los seres humanos no estaremos limitados por las taras físicas, siendo cada vez más fuertes, resistentes y longevos y con una calidad de vida superior. Dentro de pocos años seremos una nueva especie, el Homo Evolutis, y lo habremos logrado gracias a la ciencia y nuestro intelecto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular

Recuperan del mar Negro un caza de la II Guerra Mundial que custodió la Conferencia de Yalta en 1945

El Bell P-39 Airacobra fue descubierto en 2017 por un buceador aficionado frente a la costa de Crimea.Los...

Hallan una tumba escita totalmente intacta de 2.500 años con una pareja y una mujer tumbada a sus pies

Dentro del pozo funerario los investigadores descubrieron los esqueletos de dos mujeres, un hombre y un bebé.Un equipo...

Los iraníes fundían hace unos 1.000 años un antecedente del acero inoxidable

La industria metalúrgica que existía entre los siglos X y XII en el sitio de Chahak, en el sur de Irán, producía...

Reconstruyen el rostro de un niño egipcio de hace más de 2.000 años

Los restos del niño fueron encontrados hacia 1880 en un cementerio cercano a la pirámide de Hawara y su rostro fue reconstruido...

Comentarios