Estudio muestra que un terremoto en Italia en el siglo V, dañó edificios romanos famosos

colosseo roma

Una nueva investigación determinó que el sistema de fallas geológicas en el centro de Italia, que produjo el terremoto mortal en 2016, también fue responsable de un terremoto en el siglo V que dañó muchos monumentos romanos, incluido el Coliseo.

El sistema de fallas de Monte Vettore, que serpentea a través de los Apeninos, se rompió en la noche del 24 de agosto de 2016, generando un terremoto de magnitud 6.2 que mató a casi 300 personas y destruyó varias aldeas en la región circundante.

La falla volvió a romperse en octubre de 2016, produciendo dos nuevos terremotos con magnitudes mayores a 6.

Hasta ese momento, los científicos creían que el sistema de fallas del Monte Vettore estaba inactivo. Sabían que podía producir terremotos, pero hasta donde conocían, era la primera vez que se registraba en la historia, la ruptura de la falla.

Ahora, un nuevo estudio publicado en la revista AGU Journal Tectonics, combina datos geológicos con registros históricos y demostró que la falla produjo un gran terremoto en el año 443, que dañó o destruyó muchos monumentos bien conocidos de la civilización romana.

inscripcion restauracion coliseo
SALVIS DD NN (dominis nostris duobus) THEODOSIO ET PLACIDO V[ALEN]TINIA[N]O AUGG /RUFUS CAECINA FELIX LAMPADIUS V(IR) C(LARISSIMUS) ET INL(USTRIS) PRAEF(ECTUS) URBI /HARENAM AMPHITEATRI A NOVO UNA CUM PODIO ET PORTIS /POSTICIS SED ET REPARATIS SPECTACULI GRADIBUS RESTITUIT.
Inscripción en piedra del prefecto Rufius Caecina Felix Lampadius, que describe las restauraciones del Coliseo tras el terremoto del 443 dC. Crédito: Paolo Galli
Entre estos edificios estaba el Coliseo, el Teatro Pompeyo, primer teatro permanente de Roma, y varias iglesias cristianas primitivas importantes como la Basílica de San Pablo y la iglesia de San Pedro en Cadenas, en donde actualmente se puede ver el Moisés de Miguel Ángel.

Utilizando datos de excavaciones arqueológicas realizadas a lo largo de la historia, y registros históricos del Imperio Romano, Paolo Galli, geofísico del Departamento de Protección Civil de Italia, y sus colegas, compararon la ruptura del Monte Vettore en el siglo XV, dando lugar al terremoto que sacudió el centro de Italia en el año 443.

Los textos escritos por el Papa León I, los emperadores Valentiniano III y Teodosio II en el siglo V, hacen referencia a las restauraciones hechas a las estructuras mencionadas antes, probablemente como resultado del terremoto de 443.

Los resultados de este estudio sugieren que el terremoto de 2016 no fue tan inesperado como se pensó, y que otras fallas consideradas inactivas en los Apeninos pueden suponer un peligro para el centro de Italia.

Vía American Geophysical Union