miércoles, abril 21, 2021
devocionales cristianosspot_img
InicioMitologíaMitología griega¿Quién era Jano en la mitología romana? Biografía del dios protector del...

¿Quién era Jano en la mitología romana? Biografía del dios protector del Estado

Jano era el dios romano protector del Estado, siendo uno de los más importantes de esa mitología. El mes de enero debe a él su nombre (Januarius).

Sus dos caras (Jano Bifronte), le permitían vigilar hacia adelante y atrás simultáneamente y ver pasado y futuro.

Como Janus Portunus vigilaba los puertos y, como Janus Pater, era Dios de Dioses, teniendo gran importancia en la creación del mundo.

En Roma se le honraba el primer día de cada mes y durante todo el mes de Januarius (enero).

Biografía de Jano

Según una versión, era un mortal posteriormente divinizado que residía en Tesalia. Viajó al Lacio y fue recibidos por el rey de la región Cameses, a cuya muerte empezó a reinar solo.

Recibió a Saturno (Cronos) cuando fue desterrado por Júpiter (Zeus), que como recompensa el Dios le dio el don de conocer  el pasado y el futuro.

Se reinado constituyó una época de paz y progresos, introduciendo el dinero y los barcos, enseñando el cultivo, creando ciudades y dándoles leyes.

Tuvo con Juturna a Fons, con Camila a Tíber y con Venilia a Canente.

El templo de Jano permanecía abierto en tiempos de guerra y se cerraban las puertas en épocas de paz.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Más popular

Publicidad

ChatEsoterico.com
La historia es una parte esencial de nuestra historia, y sabemos que bitcoin casino será parte de nuestra historia en el futuro. En el mundo de hoy, todo se está moviendo tan rápido, que incluso ha aparecido el btc casino que a reemplazado la necesidad de usar moneda fiduciaria. El bitcoin casino está a la vanguardia de la creación de una nueva historia en el mundo financiero.

Comentarios