Inicio Biblioteca Libros de Historia Reseña de «Juana de Arco», de Helen Castor

Reseña de «Juana de Arco», de Helen Castor

0
677
portada libro juana de arco
"Juana de Arco", de Helen Castor

Índice

«A vosotros, hombres de Inglaterra, que no tenéis ningún derecho sobre este reino de Francia, el Rey de los Cielos os ordena y exige a través de mí, Juana la Doncella, que abandonéis vuestros bastiones y regreséis a vuestro país. De no hacerlo, proferiré un grito de guerra que se recordará por los siglos de los siglos». 
Juana de Arco a los ingleses en Orleans, 5 de mayo de 1429 

Sinopsis de «Juana de Arco», de Helen Castor

1412. Francia se encuentra inmersa en una larga y sangrienta guerra con Inglaterra por el trono del país, que, además, está dividido en dos facciones, los borgoñones y los armagnacs, enfrentados por hacerse con el 

gobierno del reino durante la regencia del enajenado Carlos VI. Mientras tanto, en la pequeña aldea de Domrémy, llega al mundo una niña llamada a cambiar el destino de Europa: Juana de Arco

Todo empezó con unas voces, las de san Miguel, santa Catalina y santa Margarita, que le encomendaron una misión divina: ayudar al delfín, el hijo de Carlos el Loco, a hacerse con la corona francesa, devolver al enemigo inglés al mar y derrotar a los traidores borgoñones.

Así, Juana, una adolescente normal y corriente, se transformó en una guerrera y llevó al ejército armagnac a la victoria en una época en la que el lugar de las mujeres estaba en el hogar. 

A partir del relato de testigos contemporáneos, enemigos y compañeros de armas de la Doncella de Orleans, Helen Castor, célebre historiadora británica y miembro de la Real Sociedad de Literatura, nos lleva a la tumultuosa y feroz Francia medieval para revivir la corta pero intensa vida de una mujer extraordinaria que contravino las normas de los hombres y se convirtió en leyenda. 

Extracto 

En el firmamento de la historia, Juana de Arco es una gran estrella. Su luz reluce con más fuerza que la de cualquier otra figura de su misma época y zona.

Su historia es excepcional y al mismo tiempo, tiene un alcance universal.

Como es bien sabido, se trata de un icono proteico: una heroína para nacionalistas, monárquicos, liberales, socialistas, la derecha, la izquierda, católicos, protestantes, el régimen de Vichy y la Resistencia francesa.

Es un tema recurrente y un motivo repetido en el arte, la literatura, la música y el cine. El proceso de narrar su historia y convertirla en un mito comenzó en el momento de su aparición en la vida pública.

Durante su corta existencia fue tanto un objeto de fascinación como un motivo de polémica vehemente, igual que lo ha sido desde entonces. 

A grandes rasgos, su historia es tan profundamente familiar como sumamente extraordinaria.

Sola en los campos de Domrémy, una joven campesina oye voces celestiales que le transmiten un mensaje sobre la salvación de Francia, que se encuentra devastada por obra de los invasores ingleses.

Contra todo pronóstico, la muchacha se persona ante el delfín Carlos, el heredero desposeído del trono de Francia, y lo convence de que Dios le ha encomendado la misión de ahuyentar a los ingleses de su reino.

Ataviada con una armadura y con el pelo corto, como si fuera un hombre, capitanea un ejército para liberar al pueblo de Orleans del asedio inglés. 

Una de las razones por las que conocemos tan bien su historia es porque su vida está muy bien documentada, en una época lejana en la que eso solo ocurría en casos muy contados.

En términos relativos, sus contemporáneos utilizaron tanta tinta y tanto pergamino para hablar sobre Juana de Arco como papel e imprentas se han empleado en siglos posteriores. 

Esta es una historia sobre Juana de Arco que difiere de la que todos conocemos: un relato en el que la misma Juana no aparece durante los primeros catorce años de su vida y con el que conocemos datos de su familia y de su infancia al final de la historia, y no al principio.

Esta era la única forma posible de comprender a Juana en su propio mundo: la combinación del personaje y de sus circunstancias, de la fe religiosa y la maquinación política que la convirtieron en una excepción única a las normas que gobernaban las vidas de la demás mujeres.

Esta es una historia extraordinaria y, cuando termina, su estrella sigue brillando

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.