InicioBiografíasBiografía de José María Morelos, el líder de la segunda etapa en...

Biografía de José María Morelos, el líder de la segunda etapa en la Guerra de Independencia de México

- Advertisement -

La Guerra de Independencia Mexicana tiene entre sus próceres de mayor envergadura a José María Morelos, quien tomaría el lugar dejado por Miguel Hidalgo y Costilla una vez que fuese fusilado por las fuerzas españolas en 1811.

La lucha y la rebelión popular continuarían su rumbo bajo la égida de Morelos, que terminaría su vida convertido en leyenda pero con su sangre derramada por las balas españolas en su lucha por la independencia y la libertad.

José María Morelos sería reconocido, además de por su labor militar, por su acción política.

Si Miguel Hidalgo inició la rebelión que traería la guerra, José María Morelos traería la argumentación política que debía tener el movimiento, destacándose entre sus aportaciones: la separación de poderes (ejecutivo, legislativo y judicial), permitir el voto a todos los mexicanos hombres, educación gratuita y obligatoria, además de evitar la proliferación del latifundio, limitando las tierras que podían cultivarse.

Vida de José María Morelos

El día 30 de septiembre de 1765, nacería el gran prócer independentista mexicano José María Morelos y Pavón, siendo hijo de la pareja conformada por José Manuel Morelos y Juana María Guadalupe Pérez Pavón.

La ciudad mexicana de Valladolid sería el lugar de su nacimiento, esta ubicación, es en la actual Morelia que posee este nombre en su honor.

La familia de José María Morelos era de origen humilde, aunque su abuelo materno trabajaba como profesor, siendo su madre una mujer de muchos conocimientos y la primera en enseñarle al pequeño José María las primeras letras y escritura.

Sus estudios serían realizados en el Colegio San Nicolás, donde seguiría la carrera eclesiástica, entrando en el Seminario de Valladolid en 1789 y culminando sus estudios en 1795, matriculándose como bachiller de artes, pudiendo oficiar misa en 1796.

Para 1799 sería nombrado cura de Carácuaro, una localidad mexicana ubicada en el actual estado de Michoacán.

Durante su estancia en el Colegio San Nicolás conocería al rector de esta institución que era el cura Miguel Hidalgo y Costilla, quien sería luego recordado como el que iniciaría la lucha de independencia con el mítico Grito de Dolores en 1810; año en que José María Morelos, dejaría de ser cura de Carácuaro para formar parte de la rebelión popular.

José María Morelos y los primeros años de guerra independentista mexicana

padres independencia de mexico
Miguel Hidalgo y José María Morelos. Mural de Juan O’Gorman. Crédito: Dominio Público

Cuando el antiguo cura de Carácuaro se convirtió en un militar importante del movimiento independentista mexicano, la primera misión dada por el cura Hidalgo para él sería tomar el Puerto de Veracruz al ser un importante punto estratégico de abastecimiento y comunicación del Virreinato, lo que aseguraría a los insurgentes un importante punto de apoyo para operaciones futuras.

Esta primera campaña militar se desarrollaría durante los años 1810 y 1811.

No obstante, al igual que la segunda campaña militar de Morelos, acabaría en derrota y no lograría los objetivos.

Durante esta época contaría con el apoyo de líderes militares importantes como Hermenegildo Galeana o Miguel Bravo, quienes fueron piezas fundamentales en la segunda campaña de Morelos.

Durante esta segunda campaña, Morelos se destacaría en la toma de Izúcar, los ataques a Tenango y Tenancingo, tomando luego Cuautla. Sin embargo, José María Morelos tomaría una decisión que significaría la derrota de esta segunda campaña.

Decidiría no continuar el paso a la ciudad de Puebla, sino que se movilizaría al oeste donde se encontraría con el ejército comandado por Hermenegildo Galeana, lo que provocaría el ataque realista a Zitácuaro, donde se ubicaba Ignacio López Rayón, siendo el primer golpe que dejaría fuera de forma al movimiento independentista que, una vez muerto Morelos comenzaría su declive hasta 1820.

José María Morelos, la Toma de Oaxaca y su acción política

El 25 de noviembre de 1812, el genio militar de José María Morelos se haría destacar en el campo de batalla, dando como resultado la toma de Oaxaca, convirtiéndose este punto en un importante centro para la insurgencia, donde el mismo Morelos asumiría el poder ejecutivo y la capitanía suprema del ejército independentista.

El poder ejecutivo lo recibiría Morelos de la Junta Nacional Gubernativa, instituida en Oaxaca el 13 de diciembre de 1812.

Dentro de sus acciones políticas se puede señalar como puntos destacables la creación de la intendencia, el Ayuntamiento, el tribunal de protección y confianza pública, que estudiaría los casos de abusos cometidos por las fuerzas insurgentes, y otras medidas que atañen a la seguridad de Oaxaca.

Poco tiempo estuvo Morelos en Oaxaca ya que, una vez controlado este punto, se lanzó nuevamente a la conquista del importante y estratégico Puerto de Veracruz, que luego de arduas batallas lograría controlar el día 20 de agosto de 1813, confiriéndole a José María Morelos y al movimiento independentista, una influencia importante en un territorio muy amplio que comprendía parte del actual Guatemala, el actual estado de Colima, Oaxaca, el actual estado de Guerrero, buena parte de Veracruz, Michoacán y Puebla.

La cumbre del pensamiento político de Morelos, el Congreso de Chilpancingo

Como indicamos al principio de este resumen biográfico, José María Morelos fue uno de los principales ideólogos políticos de la Independencia de México siendo, dentro de su ideario político, la obra más destacada el documento conocido como Sentimientos de la Nación.

En él, señalaba unas 59 propuestas políticas en donde separó los poderes y sentó las bases de sus características, buscó eliminar la proliferación del latifundio en el campo mexicano, la educación gratuita y obligatoria, entre otras medidas.

Además de esto, se proclamaría y redactaría una declaración de Independencia donde se omitiría el nombramiento del rey español Fernando VII, siendo esto obra fundamental de las ideas de Morelos, y señalando un camino independiente para el naciente Estado Republicano Mexicano.

Todos estos hechos serían ejecutados en el Congreso de Chilpancingo, donde formarían parte también la junta que presidía López Rayón, quien junto con Morelos eran las cabezas visibles y más importantes del movimiento independentista mexicano desde esta época que llega hasta 1815.

Final de esta etapa de la guerra de independencia y muerte de Morelos

Desde 1813, el ejército realista tuvo grandes aportes con la llegada de militares traídos del continente europeo para reforzar la lucha contra la insurgencia del Virreinato de Nueva España.

Estos contingentes militares lograron diezmar poco a poco pero contundentemente, el ejército de Morelos, a sus personajes más importantes y a capturar los territorios en que la insurgencia ejercía influencia.

Uno de los hechos que produciría un golpe duro al movimiento independentista sería la iniciativa de este ejército de tomar la ciudad de Valladolid, donde los realistas derrotarían a Morelos y sus hombres, apagando en gran medida también el fuego libertario e independentista encendido por Miguel Hidalgo y Costilla en aquel importante año de 1810.

La derrota produciría dos hechos significativos. En primer lugar, el fin del mandato ejecutivo de Morelos.

En segundo lugar, la persecución del Congreso de Chipalcingo que Morelos debía resguardar y que, por la defensa de este importante cuerpo político, encontraría su captura por las fuerzas realistas que lo fusilarían en 1815.

La Ciudad de México sería el escenario donde juzgarían a este gran hombre de la Independencia, condenándolo a muerte por fusilamiento, lo que sucedería el 22 de diciembre de 1815, cayendo junto con su sangre buena parte de la violencia y beligerancia del movimiento independentista mexicano hasta 1820.

- Advertisement -
Leopoldo Ágreda Lovera
Nací en Mérida, un estado andino de Venezuela pero me crié en Caracas la ciudad donde crecí, observando el Ávila y haciéndome las preguntas más importantes sobre la vida, la sociedad y el universo, rodeado de árboles y el sabor agridulce de toda gran ciudad. En el trayecto de mi vida, conocí las calles y sus gentes, las cuales me ayudaron a formarme un mejor criterio de la existencia humana y las ciencias sociales, para luego estudiar en la Universidad Central de Venezuela, donde me he formado como historiador y pensador social. La lectura es uno de mis grandes vínculos con el pasado y la esencia de la humanidad, ya que como dijo Descartes, leer es como tener una conversación con las grandes mentes de la historia; el ajedrez es otra de mis grandes pasiones, ya que me ha ayudado a desarrollar una mejor comprensión de la vida, que junto a la música, forman los tres pilares de mis gustos actuales. Soy familiar, amante de la naturaleza y los animales, porque en ellos ves la esencia de la filosofía y de Dios.

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

- Advertisment -

Más popular

Suscríbete a nuestra Newsletter

Regístrate para estar al día de nuestras últimas noticias y artículos.