El ‘Asunto de los Venenos’ de Madame Montespan

Torturas a la marquesa de Brinvilliers

Luis XIV ‘El Rey Sol’, era el rey de Francia a mediados y finales del siglo XVII. Era un amante de los placeres sexuales y de las fiestas. Sin embargo, un día comenzó a correr por París el rumor de que el rey iba a hacer una limpieza general de las costumbres de la población. De esa manera acabaría con prácticas como la sodomía, algo que se consideraba abominable y era castigado con la hoguera.

Quiso poner en marcha tal norma en varias ocasiones pero sus consejeros le aseguraron que sería difícil hacerlo, ya que aseguraban que todo ello llevaría hasta su hermano menor, el duque de Orleans.

Estos rumores, fueran ciertos o no, causaron un gran malestar entre la población, incluyendo aquellos que no practicaban tales actividades sexuales. Se comenzaron a investigar las actuaciones de cada persona e incluso se llegó a sospechar de personalidades como Jean Racine o La Voisin, pero finalmente la investigación se vino abajo.

La Voisin

Todo ello fue debido a que los detenidos que se encontraban en Vincennes no pararon de nombrar a la marquesa de Montespan. Durante el tiempo que duraron las investigaciones, se habían detenido a decenas de personas con prácticas detestables como adivinas, secuestradores de niños, falsificadores, abortistas, traficantes de venenos y filtros de amor, entre otros.

Uno de los detenidos se llamaba Lesage, que afortunadamente se había librado de ir a las galeras por la intervención de un cliente de La Voisin. El ministro Louvois habló con él y le ofreció quedar libre si le contaba todo lo que tuviera que decir. La primera persona a la que nombró fue a la marquesa de Montespan. Éste aseguraba que la marquesa le había proporcionado ciertos polvos con regularidad.

Bajo tortura, una mujer llamada madame Filastre confesó también que Madame Montespan le proporcionaba diversas pócimas, entre las que destacaban los filtros de amor, aunque después de la tortura negó todo lo dicho.

Torturas a la marquesa de Brinvilliers

A partir de ese momento, todos los presos detenidos por prácticas oscuras comenzaron a afirmar que la marquesa de Montespan era la principal cliente de las brujas y adivinas de la ciudad de París. Llegaron incluso a dar detalles como que La Voisin había ido en numerosas ocasiones a reunirse en diversos lugares con la marquesa.

Finalmente se llegó a afirmar que había estado suministrando potentes filtros de amor al mismísimo rey para mantenerle a su lado, ya que en ese momento era su favorita. Además, según las declaraciones, habría llevado a cabo una misa negra para conseguir el apoyo del diablo en los que supuestamente se habían sacrificado niños.

Las acusaciones fueron a más y se llegó a afirmar que La Voisin quería entregar al rey un papel impregnado de veneno el mismo día que había sido arrestada y que había dado a la duquesa de Fontanges unos guantes envenenados también.

La Reiynie, uno de los consejeros del rey, decidió finalmente informar al rey de todo cuanto se estaba diciendo. Con ello se produjo una crisis de gobierno. Luis XIV tuvo que convocar un consejo extraordinario con sus ministros que duró varios días tratando de dilucidar qué hacer ante tan grave situación, ya que afectaba directamente al rey y a su amante oficial, lo que podía acarrear graves consecuencias.

Marquesa de Montespan

Para Luis XIV suponía un gran mazazo, ya que consideraba a la marquesa de Montespan como una segunda esposa. Debía tomar medidas pero no sabía cómo, ya que además de ser su favorita era madre de 8 hijos y tenía una relación afectuosa con las gentes de palacio. Por ello, no se sentía capaz de mandarla a los tribunales a pesar de que una de las acusaciones era que le estaba suministrando filtros de amor para retenerle a su lado.

Lo que estaba claro es que aunque fuera inocente, tras el juicio sería siempre señalada como la envenenadora y se la relacionaría con prácticas de magia negra e incluso sacrificios humanos. Además, tampoco sería agradable escuchar las mofas que se podrían crear tanto en Francia como en el resto de Europa sobre los filtros de amor que supuestamente ella le proporcionaba.

Finalmente resolvió terminar con el asunto y quemar todos los archivos referentes al caso. El único que no estaba de acuerdo fue La Reynie, afirmando que había que terminar con los envenenamientos y que impedir que el tribunal actuara no era justo. También afirmó que quemando todo lo referente al caso se exculparía a muchos detenidos.

El rey entonces decidió que todo podía continuar siempre que se suprimiesen las pruebas que involucraban a la marquesa, pero era algo harto complicado teniendo en cuenta que prácticamente todos los presos habían declarado contra ella.

La Reynie entonces decidió que sólo podía hacerse una cosa, otorgar a todos los prisioneros con una denominada ‘Lettre de cachet’, una carta firmada por el propio rey en el que se le mandaba a prisión sin juicio alguno. Esto significaba que no serían sometidos a castigo alguno, sino que irían a prisión todos los acusados, incluyendo todos aquellos que fueran inocentes.

La Cámara Ardiente termino en 1682 con 36 personas torturadas y quemadas vivas, 4 fueron enviadas a galeras, 36 personas de clase alta multadas y desterradas y finalmente 36 personas absueltas. 81 personas recibieron cartas firmadas y selladas por el rey tuvieron que pasar el resto de su vida en prisión en celdas incomunicadas y eran azotadas si osaban hablar.

Imágenes: Dominio Público

El ‘Asunto de los Venenos’ de Madame Montespan
Puntúa este artículo

Licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, desde pequeña me he sentido atraída por el mundo de la información y la producción audiovisual. Pasión por informar y ser informada de cuanto acontece en cada rincón del planeta. Asimismo, gusto por formar parte en la creación de un producto audiovisual que posteriormente entretendrá o informará a la gente. Entre mis intereses se encuentran el cine, la fotografía, el medio ambiente y, ante todo, la historia. Considero fundamental conocer el origen de la cosas para saber de dónde venimos y hacia dónde vamos. Interés especial en curiosidades, misterios y sucesos anecdóticos de nuestra historia.

Artículos relacionados