Encuentran un fósil humano de 560.000 años de antigüedad en Francia

Arqueólogos voluntarios trabajando en la cueva de Arago, en Francia.
Arqueólogos voluntarios trabajando en la cueva de Arago, en Francia.

Una voluntaria francesa de 16 años ha sido la autora del hallazgo del diente de un adulto de 560.000 años de antigüedad en una excavación en el suroeste de Francia.

Un diente de un adulto, no sabemos si de una mujer o de un hombre, fue encontrado durante las excavaciones. Sabemos que debe tener una antigüedad de unos 550.000 o 580.000 años porque hemos utilizado diferentes métodos para datarlo“, explicaba la paleoantropóloga Amelie Viallet. “Es un gran hallazgo porque en Europa no se han localizado muchos restos fósiles de humanos de esa época“, añadía Viallet.

El diente fue encontrado en la cueva Arago, cerca de la ciudad de Tautavel, en uno de los yacimientos prehistóricos más importante del mundo que lleva siendo excavada casi 50 años y se trata del lugar donde se descubrieron más de 140 fósiles del Hombre de Tautavel, un homínido que se estima que vivió hace 450.000 millones de años.

Camille, de 16 años, estaba trabajando junto a un joven arqueólogo cuando encontró el diente. Estaban entre los cientos de jóvenes arqueólogos que trabajan cada año en la cueva para estudiar los restos humanos del Paleolítico Inferior y aprender a usar algunas herramientas para practicar la arqueología.

El que fuera dueño del diente, un incisivo de la parte baja muy raído, vivió durante una época fría, seca y ventosa y, de acuerdo con la información arqueológica encontrada en la cueva, cazaba caballos, renos, bisontes y rinocerontes.

Hasta hace poco tiempo, la mandíbula encontrada en Heidelberg, descubierta en Alemania en 1907 y de 600.000 años de antigüedad, era el fósil humano más antiguo encontrado en Europa occidental.

Las pruebas y hallazgos han dejado muchas preguntas y han vuelto a avivar los debates de la presencia de los humanos modernos en Europa tras su salida de África y la conquista del resto del mundo.

En 2013 fue descubierto un fósil de un diente en el sureste de España que fue datado en unos 1,4 millones de años, desplazando la fecha de colonización de Europa por parte de los humanos modernos.

El doctor Matthew Skinner, paleo-antropólogo de la Universidad de Kent en Gran Bretaña, afirma aunque el hallazgo de este fósil es importante porque hay pocos de este período, pero que un simple diente no puede ser calificado como de un gran descubrimiento y explica que probablemente el diente pertenezca al Homo heidelbergensis, del que se tiene poco conocimiento.

Necesitamos encontrar esqueletos. Tenemos un montón de cráneos del heidelbergensis pero no tenemos restos de brazos y piernas o costillas y pelvis, se han encontrado algunas piezas, pero realmente no muchas ni significativas“, comentaba el profesor.

Estudiante de 5º curso de Historia-Ciencia Política y Gestión Pública en la Universidad Rey Juan Carlos

more recommended stories