Encuentran un baño de 2.000 años bajo el salón de una casa en Israel

Una familia descubrió restos históricos bajo el salón de su casa y tras estudiarlos, arqueólogos han detectado que se trata de un baño de 2.000 años de antigüedad.

Baños de 2.000 años de antigüedad han sido encontrados bajo el salón de una casa privada en Jerusalén.
Baños de 2.000 años de antigüedad han sido encontrados bajo el salón de una casa privada en Jerusalén.

Un antiguo baño de 2.000 años de antigüedad ha sido descubierto debajo del suelo del salón durante unas obras realizadas en una casa privada en el barrio de ‘Ein Kerem’, de Jerusalén. Los arqueólogos de la Autoridad de Antigüedades de Israel están impresionados con el hallazgo en salón de la casa de una familia.

A los dueños de la casa les ha sido entregado el certificado de agradecimiento por parte de la Autoridad de Antigüedades de Israel por exponer ante el público lo que han descubierto debajo del salón de su casa, así como por la contribución que ha supuesto para la Historia de Israel.

Las vasijas de cerámica que fueron encontradas están datadas en tiempos del Segundo Templo, siglo I, y las marcas de fuego pueden indicar que los baños fueron destruidos entre los años 66-70 a causa de un incendio.

De acuerdo con el arqueólogo Amit Re’em: “Esta circunstancia de encontrar antigüedades debajo de un hogar privado sólo puede pasar en Israel, y en Jerusalén en particular. Aparte de lo inesperado del descubrimiento, es un hallazgo arqueológico muy importante“.

Ein Kerem‘ está considerado como un lugar sagrado para la cristiandad porque el lugar es, según el Antiguo Testamento, donde nació Juan Bautista y donde su madre embarazada, Elisabeth, conoció a María, madre de Jesucristo.

Aparte de estas identificaciones, los registros arqueológicos en ‘Ein Kerem‘ y el tiempo en el que ocurrieron los hechos están muy fragmentados. El descubrimiento de los baños refuerza la hipótesis de que fue un asentamiento judío desde que el Templo Segundo fue construido en la región que es hoy ‘Ein Kerem’.

Los dueños de la casa han declarado que al principio no estaban seguros de estar delante de una cosa tan importante como ha resultado ser lo que estaba debajo de su salón y agradecen a la Autoridad de Antigüedades de Israel su trabajo, a los que llamaron cuando sospecharon que lo que estaba bajo su salón podía guardar un gran valor histórico.

Estudiante de 5º curso de Historia-Ciencia Política y Gestión Pública en la Universidad Rey Juan Carlos

more recommended stories