Historia de Madrid: distritos de Ciudad Lineal y Salamanca

Una de las consecuencias de la Revolución Industrial fue el gran éxodo rural que impulsó a muchos personas a desplazarse a las ciudades industriales. Estas no estaban preparadas para albergar semejante número de habitantes, así que se realizaron planes de construcción de nuevas viviendas  y medidas urbanísticas para ampliar las grandes urbes. Se aportó, pues, más espacio para las nuevas residencias y el floreciente sistema de transportes.

puerta alcala madrid

George Eugène Haussmann (1809-1891) supuso un modelo en Europa tras la remodelación modernización y ampliación que aplicó en la ciudad de París.

Por su parte, en Madrid destacaron varios proyectos urbanísticos. Por un lado, el ensanche de Madrid dirigido por Carlos María de Castro (1810-93), basado en cuadrículas con calles anchas y amplios jardines en cada manzana.

En concreto destaca el ensanche del barrio de Salamanca, promovido por José María de Salamanca y Mayol, conocido como el Marqués de Salamanca.

En este barrio podemos observar una combinación perfecta de residencias, y comercios, todo ello conectado con un buen sistema de transportes públicos como el metro y el autobús.

En este distrito sobresale el comercio, de hecho incluye la conocida “Milla de oro”, a saber las calles Velázquez, Ortega y Gasset, Juan Bravo y Serrano, en las que hay muchas tiendas de lujo y con artículos de marcas reconocidas internacionalmente.

Desde la remodelación de este barrio, la nobleza de Madrid  ha poblado sus viviendas. Por eso podemos encontrar restaurantes y bares chic de muy buena calidad.

Aparte de monumentos emblemáticos como la Puerta de Alcalá en la Plaza de la Independencia, en este distrito también podemos encontrar arquitectura histórica interesante en forma de una gran variedad de palacetes. En primer lugar, en la plaza del Marqués de Salamanca, en los cruces de la Calle Ortega y Gasset y Príncipe de Vergara se encuentra el Palacio del Vizconde de Escoriaza, cuya fachada fue trasladad a la actual localización tras el ensanche de la Gran Vía en el siglo XIX. En esta plaza también está el palacete Villota.

Asimismo el Palacio Saldaña, del arquitecto Joaquín Saldaña, de mediados del Siglo XX. Tras la restauración a finales de los 90 y principios de este siglo, este edificio ha albergado exposiciones, reuniones, y todo tipo de actividades socioculturales.

Por último, es relevante el Edificio Girasol, de la calle Lagasta, del arquitecto José Antonio Goderch, del siglo XX.

Por otro lado, destacó el proyecto de ensanchamiento de la Ciudad Lineal de Arturo Soria y Mata (1843-1920), que presentó un gran eje de anchura recorrido por una calle principal de 40 metros de anchura. En el centro pasaba una línea férrea. Este proyecto urbano representaba una alternativa a la tradicional distribución concéntrica en torno a un núcleo, como el casco viejo.  El principal objetivo es acercar el campo a la ciudad, aportando un toque más natural, al desarrollar zonas más amplias y verdes. La desventaja es la limitación espacial.

Este distrito va desde la plaza de Ciudad Lineal hasta Pinar de Chamartin, trazando una línea recta.  En él predominan residencias tranquilas con pocas plantas, en la mayoría de los casos cercados con zonas verdes en su interior como jardines y piscinas privadas. Asimismo se pueden encontrar parques entre la acera y la carretera. En el centro de la calle se conserva un terreno verde que separa los dos sentidos de circulación del tráfico. Como vemos, el proyecto del arquitecto se ha conservado en la mayoría, a excepción del tranvía.

El barrio de Salamanca y el de Ciudad Lineal se conectan por la calle Alcalá en la plaza de Ciudad Lineal, también conocida como “La Cruz”, donde comienza la calle Hermanos García Noblejas. Esta ruta es una buena alternativa al centro, porque es una zona que muestra cultura e historia de forma diferente ya que las calles son más anchas y tal vez más relajantes y agradables que las del casco viejo, sobre todo el caso de Arturo Soria.

Como se puede observar, Madrid es una ciudad cultural de referencia que muestra una gran variedad de barrios históricos que no se encuentran necesariamente en el centro de la ciudad.

Actualmente estudio Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos, lo que me ha despertado inclinación por la sección internacional, incluida el estudio de idiomas. Por eso, no descarto dedicarme a la docencia. Asimismo me gusta practicar ejercicio físico y pasar un rato agradable charlando con mis conocidos y con gente nueva. Por último, disfruto viajando para conocer la cultura auténtica de cada región del mundo, aunque reconozco que antes necesito informarme lo más posible sobre el lugar que voy a visitar, para disfrutar la experiencia a fondo.

Artículos relacionados