Publicado el: Lun, Oct 26th, 2015

Mitología Griega: el mito de Fedra

Fedra, en la mitología griega.

Fedra, en la mitología griega.

Son muchas las leyendas que podemos encontrar de la Grecia Antigua como es el caso del mito de Fedra, la hija de Minos, el rey de Creta, y de Pacifae, hija de Helio y también madre del minotauro, así como hermana de Ariadna, a quien todos conocemos por dar muerte al minotauro por parte de Teseo.

Deucalión, hermano de Fedra, decidió que su hermana se casase con el rey de Atenas, Teseo, de quien se decía que ya estaba casado con Antíope, una amazona. Esto hizo que el mismo día de la boda entre Teseo y Fedra, Atenas recibiese el ataque de las amazonas, batalla que perdieron.

Se dice que esta batalla tenía como finalidad rescatar a Antíope, pues ellas creían que la había raptado, pero otras leyendas aseguran que fue solamente para resarcir a Antíope dado que Teseo se casó finalmente con Fedra.

En la batalla Antíope muere, dejándole a Hipólito, el hijo en común entre Teseo y ella. Cuando va creciendo, el niño rechaza a Fedra por respeto a su madre biológica, pero ésta cae completamente enamorada de su hijo adoptivo, aunque por miedo a que Teseo se entere por palabras de su hijo, decide tramar un plan.

Para conservar su honra, Fedra engaña a Teseo diciéndole que Hipólito había tratado de sobrepasarse con ella. Teseo ordena inmediatamente desterrar a su hijo y clama a los dioses su muerte, consiguiéndolo, haciendo que muriese arrastrado por su propio carro. Finalmente, Fedra acaba completamente destrozada por su culpabilidad y acaba por suicidarse ahorcándose.

Esta es una de las leyendas y finales de Fedra, aunque la historia se ha encargado de crear otras como la que nos mostró en su momento Eurípides, quien aseguró que Fedra se suicidó, pero lo hizo antes de que Hipólito muriese y dejó una carta con supuestas pruebas de que lo que ella decía era verdad.

En esta versión Teseo ordena matar a su propio hijo pensando que Fedra se había suicidado por su culpa, pero finalmente se entera que Hipólito no tenía culpa, aunque ya es demasiado tarde, pero el joven consigue perdonar a su padre antes de exhalar su último aliento de vida.

Obviamente, se trata de una leyenda y cuanto más tiempo pase, más se tergiversará y aparecerán nuevas versiones, pero según la historia, este es uno de los primeros casos en los que la madre se enamora de su propio hijo, aunque en esta ocasión no fuese su propio hijo biológico.

Sobre el autor

- Fundador y Director de Red Historia. Desde pequeño me ha atraído la Historia y la comunicación (igual que viajar, la fotografía o el fútbol), y tras haber estudiado Historia en la Universidad, necesitaba poder compartir con todas las personas interesadas la gran cantidad de noticias que no siempre encontramos de forma fácil y complementarlo con artículos informativos de los acontecimientos y personajes (entre otras cosas) más importantes de nuestro pasado. Así nació Red Historia, un proyecto que esperamos que continúe creciendo gracias a vosotros. Marcelo Ferrando Castro

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estos tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Red Historia ©2011-2017 - Todos los derechos reservados