domingo, octubre 25, 2020
Inicio Mitología Mitología griega Mitología Griega: el mito de Fedra

Mitología Griega: el mito de Fedra

Son muchas las leyendas que podemos encontrar de la Grecia Antigua como es el caso del mito de Fedra, la hija de Minos, el rey de Creta, y de Pacifae, hija de Helios.

También era la madre del minotauro, así como hermana de Ariadna, a quien todos conocemos por ayudar a Teseo a dar muerte al minotauro.

El mito de Fedra

Deucalión, su hermano, decidió que su hermana se casase con el rey de Atenas, Teseo, de quien se decía que ya estaba casado con Antíope, una amazona.

Esto hizo que el mismo día de la boda entre Teseo y Fedra, Atenas recibiese el ataque de las amazonas, batalla que perdieron.

Se dice que esta batalla tenía como finalidad rescatar a Antíope, pues ellas creían que la había raptado.

Otras leyendas aseguran que fue solamente para resarcir a Antíope dado que Teseo se casó finalmente con Fedra.

En la batalla, Antíope muere, dejándole a Hipólito, el hijo en común entre Teseo y ella.

Cuando va creciendo, el niño rechaza a Fedra por respeto a su madre biológica, pero ésta cae completamente enamorada de su hijo adoptivo, aunque por miedo a que Teseo se entere por palabras de su hijo, decide tramar un plan.

Para conservar su honra, Fedra engaña a Teseo diciéndole que Hipólito había tratado de sobrepasarse con ella.

Teseo ordena inmediatamente desterrar a su hijo y clama a los dioses su muerte, consiguiéndolo, haciendo que muriese arrastrado por su propio carro.

Finalmente, Fedra acaba completamente destrozada por su culpabilidad y acaba por suicidarse ahorcándose.

Otros finales del mito

Esta es una de las leyendas y finales de Fedra, aunque la historia se ha encargado de crear otras como la que nos mostró en su momento Eurípides, quien aseguró que se suicidó, pero lo hizo antes de que Hipólito muriese y dejó una carta con supuestas pruebas de que lo que ella decía era verdad.

En esta versión Teseo ordena matar a su propio hijo pensando que Fedra se había suicidado por su culpa, pero finalmente se entera que Hipólito no tenía culpa.

De todos modos ya es demasiado tarde, pero el joven consigue perdonar a su padre antes de exhalar su último aliento de vida.

Obviamente se trata de una leyenda, pero este mito es uno de los primeros casos en los que la madre se enamora de su propio hijo, aunque en esta ocasión no fuese su propio hijo biológico.

Marcelo Ferrando Castro
Marcelo Ferrando Castrohttp://redhistoria.com/author/admin/
Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Most Popular

Review de Genshin Impact, el nuevo juego de rol gratuito para PC, PS4 y smartphone

Genshin Impact se trata de un nuevo RPG de acción y de mundo abierto, caracterizado por presentar imágenes...

Así se produjo la explosiva diversificación de las margaritas gigantes de Darwin

Científicos del Real Jardín Botánico de Madrid en colaboración con investigadores de Ecuador y EE UU han realizado el primer estudio evolutivo...

Las mujeres de la Antigua Roma se adueñan de la pequeña pantalla

Cicerón, Julio César, Trajano, Adriano, Nerva, Calígula, Cómodo, Caracalla. Todos emperadores de Roma, algunos con más fortuna que otros, pero todos portadores...

Ningún grupo de carnívoros con dientes de sable cazaba igual

Un equipo de científicos, con participación española, ha analizado mediante simulación computacional 60 especies diferentes de estos depredadores, algunos incluso anteriores a...

Comentarios