Publicado el: Sab, Ago 2nd, 2014

Morillo, líder de los realistas en la emancipación americana

La emancipación de las colonias españolas en América dejó también algunas figuras destacadas en el bando realista. Ese es el caso de Pablo Morillo, conde de Cartagena y marqués de la Puerta, al que todos acabaron por conocer como “El Pacificador”. Muy respetado entre los liberales españoles, fue temido por los habitantes de las colonias americanas debido a las incautaciones que hacía para mantener el ejército.

pablo morillo

Pablo Morillo

Morillo nació el 5 de mayo de 1775 en Fuentesecas en Zamora en el seno de una familia de tradición noble. Con tan solo 13 años de edad ingresó en el Real Cuerpo de Infantería de Marina del ejército español. Allí realizó funciones como asistente de mando, debido a su edad. No obstante, en 1793 le trasladaron al frente, concretamente a la isla de San Pedro en Cerdeña, desde donde pasó a asediar Tolón. Fue herido y retirado del combate, pero siguió luchando en Cataluña y en otras zonas de España. Gracias a estas acciones, se ganó el rango de sargento el 1 de octubre de 1797.

Pero no fue hasta el estallido de la Guerra de Independencia española cuando Morillo destacó realmente. Se unió a la milicia el 2 de junio de 1808 con el rango de subteniente y brilló especialmente en la batalla de Bailén, donde el general Francisco Javier Castaños se fijó en él. Rápidamente ascendió a teniente de infantería y fue trasladado a Extremadura y a Cádiz, donde demostró su enorme talento.

Castaños seguía extremadamente de cerca los pasos del joven Morillo, así que le asignó la tarea de comandar las guerrillas de Galicia. En ese puesto volvió a rubricar su calidad como militar, hasta el punto de ganarse un ascenso a brigadier tras la batalla de Puentesampayo. En 1813 se unió al duque de Wellington, quien propuso que le ascendieran a mariscal de campo. Esta petición se materializó el 3 de julio de ese mismo año y, tan solo unos meses más tarde, la batalla de Vitoria hizo que Morillo se ganase el rango de teniente general y un prestigio a la altura de los grandes estrategas.

En 1814, Fernando VII le nombró líder de la “Expedición pacificadora”, que tenía como fin calmar la situación en las provincias del Río de la Plata. No obstante, la sublevación en Montevideo y en otras zonas, provocó un cambio de ruta y Morillo llegó a Venezuela y a Nueva Granada. Las campañas fueron relativamente rápidas y, en pocos meses, consiguió recuperar ambos virreinatos. Su victoria en Nueva Granada le valió el título de conde de Cartagena.

Morillo puso en marcha las llamadas “juntas de secuestro”, que venían a tener el mismo papel que las que se crearon en la Guerra de Independencia unos años antes. Se incautó de propiedades y bienes para cubrir los gastos de manutención del ejército, pero no fueron suficientes. El ejército poco a poco se fue derrumbando y, aunque logró algunas victorias, fue vencido en Boyacá en 1819 por Bolívar, con el que firmó el armisticio de Trujillo en 1820.

Viendo que el panorama en las colonias era muy complicado, regresó a España, donde apoyó alternativamente a absolutistas y a constitucionalistas. Esta doble tendencia no fue vista con buenos ojos por ninguno de los dos bandos, así que tuvo que irse a Francia. El retorno absolutista en 1823 hizo que un “tribunal de purificación” le condenase quitándole todos sus títulos y cargos.

Durante cerca de nueve años estuvo en el exilio hasta que en 1832 se volvió a hacer cargo de la Capitanía General de Galicia. La Primera Guerra Carlista estalló y Morillo se posicionó a favor de María Cristina y los liberales, luchando contra los absolutistas de Carlos María Isidro de Borbón. Pero una grave enfermedad lo apartó del frente. La reina le concedió un permiso para buscar atención médica en Bareges, donde acabó falleciendo el 27 de julio de 1837.

Sobre el autor

- Apasionado por la Historia, es licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Desde pequeño le encantaba la Historia y acabó por explorar sobre todo los siglos XVIII, XIX y XX.

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estos tags html: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Red Historia ©2011-2017 - Todos los derechos reservados