Ramsés III fue asesinado

La muerte de Ramsés III fue durante mucho tiempo objeto de debate entre los egiptólogos y un reciente estudio ha puesto fin al mismo, al determinar que el faraón fue asesinado al cortarle la garganta en su propio harén, según informó la British Medical Journal. Ramsés III, el segundo faraón de la dinastía XX y quien teóricamente reinó entre 1186 hasta 1155 a.C., fue asesinado por miembros de su harén, según se desprendía de un papiro del año 1155 a.C., donde se deja constancia que una de sus dos mujeres conocidas, Tiye, junto a su hijo, el príncipe Pentawere que heredaría el trono, tramaron una conspiración para acabar con la vida del rey.

Ramsés III

La muerte de Ramsés III fue durante mucho tiempo objeto de debate entre los egiptólogos y un reciente estudio ha puesto fin al mismo, al determinar que el faraón fue asesinado al cortarle la garganta en su propio harén, según informó la British Medical Journal. Ramsés III, el segundo faraón de la dinastía XX y quien teóricamente reinó entre 1186 hasta 1155 a.C., fue asesinado por miembros de su harén, según se desprendía de un papiro del año 1155 a.C., donde se deja constancia que una de sus dos mujeres conocidas, Tiye, junto a su hijo, el príncipe Pentawere que heredaría el trono, tramaron una conspiración para acabar con la vida del rey.

El estudio de la momia de Ramsés III determinó que fue asesinado
El estudio de la momia de Ramsés III determinó que fue asesinado

Para corroborar esta historia, un equipo de investigadores liderados por el Dr. Albert Zink, del Institute for Mummies and the Iceman of the European Academy of Bolzano/Bozen en Italia, realizaron una serie de análisis antropológicos y forenses sobre las momias de Ramsés III y sobre la de un desconocido que se creía, era su asesino.

Una tomografía computarizada a Ramsés III reveló una herida ancha y profunda en su cuello, probablemente causada por una cuchilla afilada, y que podría haber causado su muerte inmediata, revelaron los autores.

En el interior de la herida también encontraron un amuleto ojo de Horus, probablemente introducido por los antiguos embalsamadores egipcios durante el proceso de momificación, para promover la curación.

Por su parte, el análisis de la otra momia, una personas de entre 18 y 20 años de edad, presentó signos de estrangulamiento, debido a que presentaba el tórax hinchado y diversos pliegues alrededor de su cuello. Su cuerpo además, no fue momificado en la forma habitual, cubriéndose con piel de cabra, algo que es impuro en los rituales de momificación, lo que se interpreta, por los expertos, como una forma de castigo no-real durante el procedimiento de entierro.

Los autores creen que esta momia es un perfecto candidato para ser el joven príncipe Pentawere, aunque subrayan que su causa de muerte aún es especulativa. Esta idea de ser el hijo del faraón aumenta al realizar el análisis de ADN, donde se revela que ambas momias comparten el mismo linaje parental, lo que sugiere que eran padre e hijo.

Los autores concluyen que Ramsés IIIfue asesinado durante la conspiración, cortándole la garganta”. Añaden que el parentesco de ADN, junto con la momificación no-real, hacen que la momia desconocida sea el candidato perfecto para ser el príncipe Pentawere, uno de los autores del asesinato.

Fuente: British Medical Journal

Marcelo Ferrando Castro

Después de estudiar Historia en la Universidad y tras muchas pruebas previas, nació Red Historia, un proyecto que surgió como medio de divulgación en donde encontrar las noticias más importantes de arqueología, historia y humanidades, además de artículos de interés, curiosidades y mucho más. En definitiva, un punto de encuentro para todos en donde poder compartir información y continuar aprendiendo.