Biografía de Adolphe Thiers

Adolphe Thiers

Adolphe Thiers fue un político francés que destacó sobre todo con la llegada de Luis Felipe I al poder. Era un firme defensor del liberalismo, aunque en su forma más conservadora, es decir, mediante la monarquía parlamentaria. No obstante, tras la caída de Napoleón III, se convirtió en el primer presidente de la III República francesa.

Adolphe Thiers

Nació el 15 de abril de 1797 en Marsella (Francia) en el seno de una familia de clase media. Su educación fue bastante completa, ya que primero ingresó en el liceo de Marsella y, posteriormente, en la facultad de derecho en Aix-en-Provence. No obstante, las leyes no eran su pasión, sino la literatura, hasta el punto de que recibió un premio académico por un discurso que redactó sobre el marqués de Vauvenargues.

Thiers sació esta vocación de escribir a partir de 1821, cuando empezó a trabajar como redactor del diario “Constitutionnel” en París y comenzó a redactar su famosa obra “Histoire de la revolution française”, que sería publicada entre 1823 y 1827.

No obstante, la contribución de Thiers a la historia de Francia no se limitó exclusivamente a grandes obras históricas, sino que su participación en la revolución de 1830 engrandeció su figura. Con otros escritores, fundó el periódico “El nacional” en 1830. Cuando Carlos X lanzó las ordenanzas de julio por las que se prohibía la libertad de prensa, se lanzó a la calle contra el gobierno francés. Thiers no era republicano por aquella época, sino que quería tener un gobierno con un monarca mucho más liberal. Su candidato ideal era Luis Felipe I.

Durante los primeros meses del reinado de Luis Felipe I, Thiers fue elegido diputado para Aix. Era un firme defensor de la monarquía burguesa y ejerció como jefe de centro-izquierda. No obstante, los desórdenes de 1832 hicieron que cambiase hacia una mentalidad más conservadora, lo que posibilitó su designación como ministro del Interior. A partir de este momento, Thiers permaneció en el gobierno durante cuatro años, cambiando de cartera y llegando a ocupar las posiciones de presidente del Consejo y primer ministro.

Apartado por el golpe de estado de 1851, terminó su monumental obra “Historia del consulado y del imperio”, en la que trabajó desde 1845 hasta 1862. En 1863, Thiers fue elegido diputado de un distrito parisino, desde donde se posicionó claramente en contra del Imperio. Tres años más tarde, reclamó del Imperio las “libertades necesarias” y se opuso abiertamente a la guerra franco-prusiana de 1870.

Esa oposición le llevó a la victoria que le alzó al puesto de jefe del poder ejecutivo (presidente de la República) en 1871. Thiers disponía de considerables poderes que usó para poner fin a la guerra con Prusia mediante el tratado de Fráncfort y aplastar a la Comuna de París, donde murieron entre 30.000 y 100.000 trabajadores. Gracias a sus esfuerzos, Francia se reconstruyó. No obstante, muchas de sus medidas fueron criticadas por propios y ajenos. En 1873, el parlamento francés optó por revocar y limitar los poderes de su presidente, quien acabó dimitiendo el 24 de mayo.

A partir de entonces, Thiers se mantuvo al margen de la política y acabó falleciendo el 3 de septiembre de 1877 en Saint-Germain-en-Laye.

Apasionado por la Historia, es licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual. Desde pequeño le encantaba la Historia y acabó por explorar sobre todo los siglos XVIII, XIX y XX.