Recrean el rostro de un ciudadano romano

Utilizando la última tecnología, los expertos han elaborado un retrato del hombre cuyo esqueleto fue descubierto hace 18 años en Caerleon, cerca de Newport. La imagen del ciudadano romano se presentó en el Museo Nacional de la Legión Romana en Carleon en pasado jueves.

Retrato de un antiguo romano elaborado gracias a las nuevas tecnologías.
Retrato de un antiguo romano elaborado gracias a las nuevas tecnologías.

Los restos, que datan aproximadamente del año 200 d.C., fueron descubiertos por los constructores que trabajaban en el campus de la Universidad de Newport, en noviembre de 1995. El análisis mostró que es esqueleto era de un hombre de alrededor de 40 años de edad.

Desde que los restos se exhibieron en el año 2002, el esqueleto se ha convertido en una de las exposiciones más populares del museo, así que el personal decidió averiguar más sobre aquel hombre y crear un retrato en su honor. Los esfuerzos para construir la imagen de su rostro comenzaron hace 3 años.

En primer lugar, lo científicos llevaron a cabo un análisis de isótopos sobre el esmalte de los dientes del esqueleto, que reveló que el hombre había pasado su infancia en la zona de Newport.

El conservador oficial del museo, el doctor Mark Lewis, explicó que el hombre vivía en Carleon cuando la fortaleza romana se encontraba en su apogeo, después de 125 años. También reveló algunos datos curiosos, como “el hecho de que el hombre hubiera sido enterrado y no incinerado, como era la costumbre. Lo que podemos aprender de este dato, es que pudo haber sido un comerciante muy rico que suministrara víveres a la fortaleza o bien un alto cargo en la administración de la misma. Puede incluso que hubiera servido en el ejército y volviera a Gales para jubilarse”.

El hecho de que la investigación haya revelado que el hombre era un nativo de la zona local es también importante, dijo el doctor Lewis. “Tal vez su madre o su abuela se casaran con un soldado romano, o quizás su padre era soldado y le siguió en el ejército”.

Para conseguir una imagen del rostro, se escaneó el cráneo para crear un modelo digital en 3D. Una vez hecho esto, los científicos reconstruyeron las zonas que faltaban del cráneo y llevaron a cabo una reconstrucción facial. Como el museo quería colgar un retrato del romano en su galería, la conservadora y artista Penny Hill, del Museo Nacional de Gales, decidió involucrarse en el proyecto.

La señora Hill, experta en los materiales empleados y las convenciones artísticas utilizadas en las pinturas romanas, explicó que utilizaron una técnica llamada “encáustica”, que implicaba la utilización de las pinturas de cera.

Recrean el rostro de un ciudadano romano
Puntúa este artículo

Casi graduada en Publicidad y RRPP. Empezó a gustarme la historia en 2º de Bachillerato gracias a un profesor muy bueno que nos hizo ver que tenemos que conocer nuestro pasado para saber hacia dónde nos lleva el futuro. Desde entonces no he tenido oportunidad de indagar más en todo lo que nuestra historia nos ofrece, pero ahora puedo retomar esa inquietud y compartirla con vosotros.