Resultados del estudio al pequeño mamut siberiano Yuka

Los investigadores ya tienen resultados sobre el pequeño y lanudo mamut encontrado en Siberia, que habría sido atacado por leones y masacrado por humanos hace 10.000 años

El cadáver de un pequeño y lanudo mamut, muy bien conservado gracias al frío permanente de Siberia, ha sido examinado por un equipo internacional de científicos de la Academia de Ciencias Rusa en Yakutsk, quienes han encontrado pruebas de que el animal fue derribado por depredadores, probablemente leones, y a continuación aprovechado por el mayor depredador de todos, el hombre. Si los hallazgos iniciales se confirman, sería el primer cadáver de mamut bien conservado a pesar de las evidencias de interacción con los humanos

El mamut, cuyo nombre es “Yuka”, fue descubierto congelado en el hielo cerca del océano Ártico por cazadores de colmillos de mamut. Bernard Buiguess, de la organización de exploración científica Mammuthus, adquirió el cuerpo para investigaciones científicas, salvándolo de caer en manos de coleccionistas privados. A través de los análisis dentales, se sabe que Yuka tenía unos dos años y medio y murió hace unos 10.000 años. Las pruebas de radiocarbono están en proceso y una vez que estén realizadas, se sabrá su fecha de muerte exacta.

Yuka, el pequeño mamut

Aunque varias partes del animal están perdidas debido a los depredadores, gran parte de los tejidos blandos están en buenas condiciones. Las almohadillas de las patas, el tronco, franjas de piel y pelo están tan intactos, que podrían pasar por una presa fresca.

Su piel roja es asimismo interesante. Es mucho más larga y clara que otras pieles de mamuts descubiertas anteriormente. En 2006, el científico Kevin Campbell de la Universidad de Manitoba publicó una secuencia de ADN de la hemoglobina del mamut. También encontró genes que podrían ser de pelo más claro. Campbell está excitado por encontrar un mamut que conserve bien un pelo claro, porque si se extrae adecuadamente el ADN de Yuka, los investigadores tendrán la oportunidad de enlazar la secuencia de ADN con el fenotipo de pelo claro.

Pero es la muerte de Yuka la que está causando mayores expectativas, debido tanto al ataque del león como a la posible intervención humana.

Los cortes cicatrizados encontrados en la piel indican que sobrevivió al ataque del león en su relativa corta vida. Sin embargo, similares cortes profundos que no sanaron sugieren que se produjo un nuevo ataque cercano a su muerte. Además, al mover una de sus piernas, el profesor Fisher reconoció las evidencias de una pierna recientemente rota cuando murió y sugiere que pudo ocurrir cuando trataba de huir de sus atacantes.

Los leones en cuestión (Phanthera leo spelea) son una subespecie en extinción del león africano, conocido comúnmente como los leones de las cuevas de Eurasia, pero que estuvieron presentes en los tiempos del mamut. “¿Sabíamos que los leones cazaban mamuts? Nos imaginamos que lo hicieron. ¿Pero podríamos haber esperado ver semejante evidencia gráfica? No, pero aquí está”, explica el profesor Fisher.

Los leones cazan bebés elefantes en África hoy en día, pero después de destriparlo por el vientre, comen sus tripas. Yuka no parece haber sido destruida al estilo de los leones. De hecho, hay marcas que indican un destripamiento con la ayuda de herramientas.

El pequeño mamut Yuka se ha conservado muy bien por el frío

Esto incluye un “largo y estrecho corte que va desde la cabeza al centro de la espalda” así como “unos patrones de apertura muy inusuales” en la piel y “márgenes ondulados” en la parte superior del flanco derecho.

La calavera, la espina dorsal, las costillas y la pelvis, se retiraron del cuerpo, pero la calavera y la pelvis fueron encontradas cerca. Sin embargo, la mayoría de la espina dorsal y tres cuartas partes de las costillas están perdidas.

Estas marcas onduladas en la piel están hechas por 15-30 pequeñas estrías que “podrían ser pequeños movimientos de una herramienta humana” y hay “algunas sorprendentes marcas” en los huesos de la pierna, de acuerdo con Fisher.

Los científicos interrogaron a los cazadores de marfil que encontraron el cadáver para ver si ellos podrían haber hecho los cortes. Ellos lo negaron, ya que no habría tenido interés monetario despedazar el objeto vendible. Hay gente hoy día que practica la caza furtiva con leones, así que no es una propuesta descabellada.

Una película documental se ha rodado sobre el descubrimiento de Yuka desde su descubrimiento por los cazadores de marfil, hasta los subsiguientes exámenes por la Academia de Ciencias. Woolly Mamooth: Secrets From the Ice se emitió en la BBC Two de Gran Bretaña. Está pendiente la fecha de emisión en el Discovery Channel de Estados Unidos.

Resultados del estudio al pequeño mamut siberiano Yuka
Puntúa este artículo

Licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, desde pequeña me he sentido atraída por el mundo de la información y la producción audiovisual. Pasión por informar y ser informada de cuanto acontece en cada rincón del planeta. Asimismo, gusto por formar parte en la creación de un producto audiovisual que posteriormente entretendrá o informará a la gente. Entre mis intereses se encuentran el cine, la fotografía, el medio ambiente y, ante todo, la historia. Considero fundamental conocer el origen de la cosas para saber de dónde venimos y hacia dónde vamos. Interés especial en curiosidades, misterios y sucesos anecdóticos de nuestra historia.