Biografía de Ana Bolena

Ana Bolena es una de las mujeres más famosas de la Historia, especialmente por su matrimonio con el Rey Enrique VIII de Inglaterra.

Una de las reinas más famosas de Inglaterra fue Ana Bolena. Su unión con el rey Enrique VIII supuso uno de los acontecimientos más destacados de la historia del país: la ruptura con el catolicismo romano y la creación de la Iglesia Anglicana.

Ana Bolena nació en Rochoford Hall, condado de Essex, Inglaterra, en 1507. Sus padres eran sir Thomas Bolena e Isabel Howard, hija del conde de Norfolk, por lo que era una familia influyente en la nobleza. Pasó su infancia alejada de su familia en Francia, en la corte del rey Francisco I, donde fue dama de honor de la reina Claudia.

Ana Bolena

Regresó a Inglaterra en 1522. Debido a su rango, pudo ocupar un puesto en la corte como dama de honor de la reina Catalina de Aragón, la primera esposa del rey Enrique VIII, hija de los Reyes Católicos de España. La corte se encontraba en ese momento revuelta debido a un grave problema de sucesión del trono, ya que los hijos varones que había tenido la reina habían nacido muertos y sólo vivía una hija, María, que sería la futura reina María I. Debido a la edad de Catalina, era complicado que pudiese tener más hijos. Este hecho se convirtió en una obsesión para el monarca.

Debido a su gran belleza y carisma, Ana se hizo un lugar en la corte. Estaba rodeada de admiradores pero, sin embargo, destacaba Lord Henry Percy, heredero del condado de Northumberland, con quien pretendía contraer matrimonio. Sin embargo, el rey se había empezado a fijar en ella e hizo lo posible por impedirlo.

Enrique se encaprichó de la joven, la cual afirmaba que no se entregaría a él a no ser que fuera dentro del matrimonio. El rey, viendo que no sería suya hasta que se cumpliese ese requisito, solicitó al Papa Clemente VII  la anulación de su matrimonio con Catalina en 1527, poniendo como excusa que su esposa era la viuda de su hermano Arturo y que por tanto no podía ser reina legítima. Tras dos años de espera, el Papa se negó a concederle el divorcio, debido principalmente a las presiones por parte del rey de España y emperador de Alemania, Carlos V, muy bien retratado por Tiziano, el cual era, además, sobrino de la reina Catalina.

Catalina de Aragón

Esto provocó que la obsesión de Enrique por tener un hijo varón que heredase el reino se recrudeciera, ya que lo veía tarea imposible. Este hecho provocó una crisis que, influida por la Reforma Luterana y los argumentos de la propia Ana Bolena, hizo que el rey decidiese romper de forma oficial con la Iglesia y se constituyera la Iglesia Anglicana con él como cabeza.

El matrimonio con Ana Bolena debía celebrarse cuanto antes, ya que finalmente habían tenido encuentros y la joven se había quedado embarazada. El 25 de enero de 1533 tuvo lugar una ceremonia secreta. El recién nombrado arzobispo de Canterbury, Thomas Cranmer, declaró en abril de ese año nulo el matrimonio con Catalina de Aragón y ratificó el matrimonio contraído con Ana. El día de Pentecostés fue coronada Reina en la abadía de Westminster. Sin embargo, las gentes del pueblo la abucheaban a su paso por las calles, clamando por la auténtica reina, Catalina.

En septiembre de ese año dio a luz a una niña a la que llamaría Isabel y que sería la futura Isabel I. Para provocar la humillación de la hija de la anterior esposa del rey y apartarla de su padre, le despojó de su título de princesa y la puso como dama de honor de su hija Isabel.

Ya que había logrado tener una hija sana, el rey ansiaba el momento en que su esposa le concediera un hijo varón. Al ver que esto no ocurría, el rey fue perdiendo el interés por la reina, lo que también provocó la falta de apoyo político. En los años siguientes sufriría varios abortos. En 1536 logró dar a luz a un niño que murió al poco de nacer. Además, casi al mismo tiempo falleció Catalina. Esto supuso su desgracia, ya que ambos sucesos fueron interpretados por el rey como un castigo de Dios.

Junto al desprecio que estaba empezando a sentir el rey por Ana, se unía el encaprichamiento por una nueva mujer, Jane Seymour. Además, el rey comenzó a afirmar que se había casado con ella debido a que había utilizado brujería y artes oscuras para engañarle. Por ello, hizo que la detuvieran y encerraran en la Torre de Londres el 2 de mayo de 1536.

Contra ella se produjeron una serie de acusaciones entre los que se encontraba el adulterio con cinco hombres de la corte entre los que se incluía el incesto con su propio hermano, lord Rochford. Ella mantenía que era inocente. Además, las confesiones se habían conseguido bajo terribles torturas.

El tribunal que la juzgó estaba presidido por su propio tío, el duque de Norfolk. Se le acusó de adúltera y de incesto, lo que en la época significaba alta traición a la corona. Fue declarada culpable, así como sus supuestos amantes. Todos ellos fueron decapitados. Tras 17 días encarcelada, fue decapitada en la Torre de Londres el 19 de mayo de 1536.

Se dice que su comportamiento fue digno, que hizo público su amor y admiración por el rey antes de ser ejecutada. En deferencia a ella, el verdugo pretendió distraer a la reina, preguntando en voz alta “¿Dónde está mi espada?” cuando la hoja se acercaba a su cuello para que pensara que tenía unos segundos más de vida. Se la conoce popularmente como ‘Ana la de los mil días’, ya que fue el tiempo que duró su reinado.

Enrique VIII

El 30 de mayo el rey contraía matrimonio con su amante Jane Saymour, quien por fin le dio un heredero dos años más tarde, el futuro Eduardo VI, muriendo en el parto. El heredero llegó a gobernar pero murió siendo joven, por lo que llegó al trono su primera hija, María I. Su muerte en 1558 hizo que reinase la hija de Ana Bolena, Isabel I, quien llevaría a Inglaterra a su máximo esplendor en aquellos tiempos y terminó con la dinastía Tudor al no querer contraer matrimonio.

Biografía de Ana Bolena
Puntúa este artículo

Licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, desde pequeña me he sentido atraída por el mundo de la información y la producción audiovisual. Pasión por informar y ser informada de cuanto acontece en cada rincón del planeta. Asimismo, gusto por formar parte en la creación de un producto audiovisual que posteriormente entretendrá o informará a la gente. Entre mis intereses se encuentran el cine, la fotografía, el medio ambiente y, ante todo, la historia. Considero fundamental conocer el origen de la cosas para saber de dónde venimos y hacia dónde vamos. Interés especial en curiosidades, misterios y sucesos anecdóticos de nuestra historia.

Artículos relacionados