Un guijarro de la Edad de Piedra guarda un misterioso significado

Un guijarro de la Edad de Piedra con 100.000 años de antigüedad, podría ser el ejemplo de arte abstracto más antiguo del mundo.

Un guijarro con una secuencia de incisiones lineales podría ser el grabado más antiguo del mundo. El objeto, que será descrito en el número de abril en la publicación Journal of Archaeology, data de hace aproximadamente unos 100.000 años y podría ser la muestra de arte abstracto más antigua del mundo. Fue recuperada en las cavernas del río Klasies en el Cabo Oriental de Sudáfrica.

El guijarro encontrado en Sudáfrica podría ser la muestra de arte abstracto más antiguo del mundo

La relación de los restos humanos indican que la pieza grabada fue hecha por el Homo sapiens”, afirma a Discovery News el coautor Riaan Rifkin de la Universidad del Instituto Witwatersrand de Evolución Humana.

Rifkin y sus colegas Francesco d’Errico y Renata García Moreno, han realizado extensos análisis no invasivos sobre el objeto. Métodos como los rayos X y los análisis microscópicos permiten a los investigadores examinar cada mínimo detalle de la piedra de ocre, que parece pertenecer a una pieza de mayor tamaño.

Los científicos concluyen que los humanos hicieron intencionadamente líneas subparalelas en el guijarro en la mitad de la Edad de Piedra.

Después de grabar la pieza con herramientas de piedra afiladas, es probable que se haya producido un polvo notablemente brillante y de color rojo amarronado oscuro”, dice Rifkin. “El diseño por tanto, puede ser visible poco después de haberse producido”.

El ocre es un mineral natural rico en arcilla que consiste principalmente en óxido de hierro hidratado, siendo uno de los primeros pigmentos utilizados por los humanos y posiblemente otros homínidos para propósitos artísticos. Algunos aún la denominan como la pintura cavernícola.

El objeto del río Klasies mide aproximadamente unas tres pulgadas de largo y contiene una serie de siete “profundas y grandes líneas y unas 16 más estrechas y menos profundas”, dice Rifkin. “El fragmento es un pedazo de piedra ocre perteneciente a una pieza de tamaño semicircular que probablemente contenía un diseño mucho más extenso grabado en su superficie”.

El interés particular ahora mismo es si el diseño fue hecho con una intención simbólica o no. Se cree que el uso de símbolos e imágenes con significado ha sido un avance significativo en la evolución humana. El lenguaje, las matemáticas y un sinfín de otras materias se relacionan con esta habilidad básica, además de mejorar la comunicación. A día de hoy, el arte permite la comunicación e identificación de las más diversas culturas.

Tanto las líneas como los patrones grabados podrían haber sido comunes miles de años atrás. Diseños similares aparecen grabados en ocre procedentes de la cueva de Blombos, también en Sudáfrica, y la cáscara de huevos de avestruz encontrada en el refugio de piedra de Diepkloff, en la provincia del Cabo Occidental. Algunos de estos y otros objetos similares podrían ser incluso anteriores al guijarro del río Klasies, pero los estudios aún están en curso.

El empleo del rojo ocre para propósitos simbólicos probablemente cumplió un importante papel en la mediación de las relaciones cada vez más complejas que surgieron a mitad de la Edad de Piedra”, explica Rifkin.

Christopher Henshilwood, un investigador de la Universidad de Witwatersrand, no trabajó en este estudio pero ha examinado otros grabados tempranos. Por ejemplo, ha estudiado marcas abstractas y otras piezas de ocre que datan de hace aproximadamente unos 70.000 años.

En este caso, el grabado está considerado más complejo geométricamente con un patrón que se parece a la letra “X” y que es repetido en series conectadas.

El posible significado de estas líneas es un misterio, “pero son símbolos que creo podrían tener una interpretación para esa gente y podrían tener significados que podían entender otros”, dice Henshilwood.

Por el momento, Rifkin y su equipo están estudiando una cueva de hace 30.000 años en África. Hasta el momento, han determinado que las imágenes abstractas representan una cebra, un rinoceronte, un semihumano y un gato teriántropo.

Licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, desde pequeña me he sentido atraída por el mundo de la información y la producción audiovisual. Pasión por informar y ser informada de cuanto acontece en cada rincón del planeta. Asimismo, gusto por formar parte en la creación de un producto audiovisual que posteriormente entretendrá o informará a la gente. Entre mis intereses se encuentran el cine, la fotografía, el medio ambiente y, ante todo, la historia. Considero fundamental conocer el origen de la cosas para saber de dónde venimos y hacia dónde vamos. Interés especial en curiosidades, misterios y sucesos anecdóticos de nuestra historia.