“Africanus, el hijo del cónsul”, de Santiago Posteguillo

A finales del siglo III a.C., Aníbal, al mando de los ejércitos cartagineses y aliado con Filipo V de Macedonia, habría cambiado para siempre la historia que hoy conocemos de Occidente si hubiese conseguido su objetivo, la aniquilación de Roma como Estado. Pero gracias al nacimiento y las hazañas de Publio Cornelio Escipión, descendiente del cónsul de Roma de quien tomó su nombre, las cosas sucedieron de otro modo.

portada africanus el hijo del consul

Mediante los actos de Publio, además de sus conquistas y victorias en el campo de batalla, nació su nuevo apodo, Africanus, el cual ha recibido como parte del nombre la novela histórica del autor Santiago Posteguillo.

Africanus, el hijo del cónsul” fue la primera novela de Posteguillo publicada en 2006 a través de la cual nos traslada hasta las batallas de Tesino, Trebia, Trasimeno e incluso los más provocadores debates del Senado romano. Es emocionante como por medio de las simples letras el lector llega a revivir las temblorosas noches anteriores a las batallas, temiendo esa muerte que puede que se encuentre en cuanto despierten.

¡Hasta el infierno! Sólo él, Publio, de entre todos ellos, sabía que hasta allí mismo, hasta ese lugar, tendría él, como general en jefe, que llevar a sus tropas…”.

Santiago Posteguillo, filólogo, lingüista y doctor europeo por la Universidad de Valencia, continúa esta colección en 2008 con “Las legiones malditas” y en 2009 con la “Traición de Roma”, obra con la que termina la trilogía de Escipión y con la que obtuvo los Premios Hislibris 2009 al Mejor Autor Español y a la Mejor Novela Histórica del año.

Nací en Madrid el 27 de agosto de 1988 y desde entonces comencé una obra de la que no hay ejemplo. Fascinada tanto por los números como por las letras y amante de lo desconocido, por ello soy una futura licenciada en Economía y Periodismo.Interesada en entender la vida y las fuerzas que la han forjado. Todo es más fácil, más útil y más apasionante si con una mirada hacia nuestro pasado logramos mejorar nuestro futuro y para ello…la Historia.